Crece la rivalidad entre refugiados libaneses y sirios por la asistencia social

AP - Bilal Hussein

En Líbano, las autoridades abogan por una repatriación gradual de los refugiados sirios, pues consideran que el país en crisis ya no está en condiciones de acogerlos como lo ha hecho durante más de diez años. Más de 1,5 millones de desplazados viven en el país, según Beirut. La ayuda internacional es motivo de disputa. Reportaje.

Con Laure Stephan, corresponsal de RFI en Líbano

Si el violento colapso económico en curso en Líbano abre el camino a instrumentalizaciones populistas, también aumenta las rivalidades entre los libaneses más pobres y los refugiados sirios.

Layal, residente en Bebnine, en el norte de Líbano, ve cómo las relaciones entre libaneses y refugiados sirios se deterioran día a día. En el centro del problema está la competencia por la asistencia social. "Ahora hay fricciones. Mi familia, que es libanesa, no recibe ninguna ayuda. Los refugiados sirios disponen de todos los servicios de la ONU. ¡No tengo asistencia social! Y entre nuestros vecinos libaneses, muy pocos reciben alguna. Los sirios, en cambio, pueden contar con la ayuda mensual de la ONU", denuncia.

Sin embargo, la cantidad de ayuda es limitada y la ONU afirma haber apoyado a decenas de miles de familias libanesas en los últimos meses. Refugiado sirio, Fares vive en una tienda de campaña con su familia en condiciones difíciles. Le preocupa el creciente resentimiento hacia su pueblo con la crisis.

"Algunos piensan que vivimos mejor que ellos”


Leer más sobre RFI Español