Crece la frustración entre los europeos después de un año de pandemia

Bruselas, 3 jun (EFE).- El sentimiento de frustración creado por la pandemia de coronavirus ha crecido entre los europeos en los últimos meses, hasta el punto de convertirse en la principal preocupación entre los ciudadanos de cinco países de la Unión Europea (UE), según el último Eurobarómetro, publicado este jueves.

Los más frustrados por la crisis de Covid son los habitantes de Irlanda, Finlandia, Alemania, Luxemburgo y Suecia.

En general, los sentimientos predominantes entre los europeos tras un año de pandemia son la incertidumbre (45 %), la esperanza (37 %), la frustración (34 %) y la impotencia (30 %).

En el caso de los españoles, el estado emocional más citado es la incerticumbre (44 %), seguido de la impotencia (36 %), la esperanza (32 %) y la frustración (31 %).

Según el Eurobarómetro, existe un "claro vínculo" entre las emociones positivas o negativas entre los europeos y la manera en que la crisis ha afectados a sus ingresos personales.

De hecho el 31 % de los europeos considera que el coronavirus ya ha influido en sus ingresos personales (37 % entre los españoles), mientras que el 26 % dice que aunque todavía no lo ha hecho, tendrá un impacto en el futuro (20 % en el caso de España).

El porcentaje de personas que creen que la covid no influirá en sus ingresos personales es similar entre los europeos y los españoles (42 %).

A la hora de analizar las consecuencias de las medidas restrictivas para evitar la propagación del virus, el 58 % de los europeos cree que los beneficios para la salud son mayores que el daño económico causado (argumento que defiende el 67 % de los españoles).

Sin embargo, el 41 % de los europeos cree que el daño económico supera los beneficios para la salud (en el caso de España, el 32 %).

RESPUESTA EUROPEA A LA PANDEMIA

Aunque el 48 % de los europeos (54 % de los españoles) dice haber "escuchado, visto o leído algo recientemente" sobre las medidas puestas en marcha por la UE para responder a la pandemia, el 52 % de los ciudadanos de los Veintisiete (50 % en España) se declara "no satisfecho" con las acciones adoptadas.

Uno de los motivos es la "no solidaridad" entre los estados miembros, citada por el 53 % de los europeos (62 % entre los encuestados en España).

Una aplastante mayoría, tanto en la UE como en España (74 % y 78 %, respectivamente) está de acuerdo en que la Unión debería tener más competencias para gestionar crisis como la pandemia de coronavirus.

Preguntados por lo que la UE "debería priorizar" en su respuesta a esta crisis sanitaria, el 39 % de los europeos menciona "garantizar el rápido acceso a vacunas seguras y efectivas para todos los ciudadanos de la UE", porcentaje similar al dado en España.

Para los españoles, no obstante, la principal prioridad de la UE debería ser invertir más dinero para desarrollar tratamientos y vacunas, respuesta que aparece en segundo lugar en el gráfico que tiene en cuenta a la totalidad de los países, con un 29 % de respuestas en ese sentido.

La tercera prioridad para los españoles (28 %) debería ser invertir más dinero en la economía para lograr una recuperación sostenible y equitativa en todo los estados miembros de la UE", algo solo defiende el 21 % de los europeos, que ponen por delante establecer una estrategia europea para enfrentarse a una crisis similar en el futuro (28 %).

OPINIÓN DE LOS CIUDADANOS SOBRE LA UE Y SU PAÍS

Pese a las críticas, la imagen de la UE está ahora en su mejor momento desde 2008.

Cuándo se pregunta a los ciudadanos si creen que ahora las cosas van por buen camino en su país, el 32 % de los europeos responde positivamente (solo 17 % en España), mientras que el 57 % (71 % de los españoles) opina que "van por mal camino".

Preguntados sobre cómo van las cosas en la Unión Europea, el 34 % cree que van en la dirección correcta (24 % en el caso de los españoles) y el 49 % afirma que van mal (56 % en España).

(c) Agencia EFE