Crece el escándalo por el robo de ganado y ya hay tres empresarios detenidos

José E. Bordón
·7  min de lectura
José Alperovich tiene ganado y plantaciones de soja
José Alperovich tiene ganado y plantaciones de soja

SANTA FE.- El que va camino a convertirse en el mayor robo de ganado de la Argentina, denunciado por tres firmas con sede legal en Buenos Aires, comienza a definir un alcance pocas veces visto en el país. Se suceden las denuncias cruzadas por el faltante de esos 3500 animales. Pero no pocos investigadores se animan a asegurar, como muchos ganaderos creen, que se abrió la puerta a una investigación hasta ahora insospechada, con un alcance imprevisto y con varios millones de pesos en juego.

Hay tres productores-empresarios detenidos y otro sospechado. Se habla de muchos animales malvendidos, otros posiblemente entregados en pago para saldar deudas, y un negocio que superaría, inicialmente, los 300 millones de pesos. Además, no se descartan nuevos allanamientos que podrían complicar aún más a algunos de los involucrados en el gran robo.

La semana en que Axel Kicillof fue presidente

Hay que recordar que por la causa ya se encuentra detenido el expresidente de la Sociedad Rural de Jesús María Luis Magliano, quien además fue expulsado como socio de la entidad. Magliano es el presidente de la empresa Óleos del Centro (ODC), contratada por las firmas San Eugenio SA, El Tránsito SA y el 38 SA, para hospedaje y engorde de sus animales, desde los campos ubicados en los distritos de Weisburd y Gampo Gallo, en Santiago del Estero.

Esa causa se inició a comienzo de año y provocó un revuelo en el sector ganadero del centro norte del país. Es que hasta ese momento, nunca antes se denunció –ante la justicia y públicamente- el robo de semejante cantidad de animales, porque, como aseguran investigadores de muchos años, el abigeato con pocos ejemplares siempre existió.

Pero tras ese caso, la Justicia investiga una compleja trama que además de la increíble cantidad de ganado denunciado como robado, incluye a productores con establecimientos agropecuarios en varias provincias. Así, el caso cobró mayor notoriedad cuando en La Galesa SRL, una estancia ubicada en Pozo Hondo (Santiago del Estero), propiedad del grupo económico que lidera José Alperovich, exgobernador de Tucumán y actual senador nacional por esa provincia se hallaron cerca de 420 cabezas con marcas adulteradas que pertenecerían a los denunciantes.

“Gracias a la intervención del servicio de justicia de Santiago del Estero y al accionar de la policía de la provincia se pudo avanzar positivamente en la investigación, rescatar esa cantidad de vacunos y comenzar a desmoronar la maniobra”, aseguró Hernán González, abogado de los denunciantes.

El caso comenzó a extenderse la última semana cuando la Justicia santiagueña halló en Quimilí, departamento Moreno, 200 kilómetros al Nordeste de la capital santiagueña, más de 150 vacunos con la marca de las empresas ganaderas bonaerenses. En el procedimiento, realizado en los establecimientos “Los Puestos” y “Estancia San Pedro” fue detenido el empresario Juan Pablo Miretti, propietario de la finca inspeccionada y expresidente de la Sociedad Rural de Quimilí.

El tercer detenido es Damián Manzaneli, otro dirigente rural y apoderado de la firma Óleos del Centro.

Para los investigadores, los tres conformarían una asociación ilícita armada para concretar el presunto hurto de los animales.

Mientras se investigan esos datos, la Justicia santiagueña allanó e inspeccionó dos campos de la firma Agrolam SA, propiedad de Miretti. Allí, los fiscales y la policía de Santiago encontraron documentación que confirmó el ingreso de 2.200 animales enviados por la firma Alto Verde, de Magliano, quien durante la semana solicitó su excarcelación, la que fue denegada por la fiscal interviniente, Mariela Bitar de Papa.

Además, en los otros procedimientos se descubrió documentación que confirmaría la existencia de una sociedad entre Magliano y la familia Miretti, bajo la firma Pical SA, que sería además propietaria en la provincia de Corrientes de la Cabaña Pilagá.

Allanamientos

En las últimas de la semana pasada se sumó un nuevo sospechoso: se trata de la firma Adblick, cuyo titular es José Andrés Demicheli, a quien la Fiscalía interviniente ya le anotició que el Frigorífico San Jorge (Santa Fe) advirtió que 140 cabezas de ganado del lote robado a San Eugenio SA, El Tránsito SA y el 38 SA

se encontrarían en esa planta ubicada a 150 kilómetros al sudoeste de esta capital.

Ante esta situación, el juzgado libró un exhorto para que se realice el allanamiento correspondiente y la constatación de la documentación de la firma Adblick, ubicada en la Ciudad de Buenos Aires.

Por orden de la Justicia, la policía de Santiago del Estero allanaría en las próximas horas tres establecimientos agropecuarios más, uno sería de Alperovich y los otros dos de Miretti, para seguir buscando vacas robadas.

La defensa de Magliano

Por su parte, el empresario Luis Alejandro Magliano requirió “que se proceda a investigar lo sucedido respecto de las distintas versiones que circulan acerca de que los animales hallados en ese establecimiento tendrían una sobremarca, ya que ello podría configurar otro tipo de delito”.

El detenido ahondó: “De igual modo, solicito que se ordene realizar una inspección ocular en los campos que fueron allanados en los autos donde me encuentro detenido y a los que hice referencia supra, a fin de que se constate qué tipos de animales se encontraron, a quién/es pertenecen, qué marca tienen éstos, debiendo investigarse toda la documentación que ampara su extracción, traslado, tenencia, posesión y propiedad”.

En el extenso escrito también solicitó que “se remitan e incorporen a estas actuaciones las constancias documentales de los resultados de los allanamientos llevados a cabo en La Galesa, en el campo de la firma Agrolam y otros establecimientos vinculados el hecho por el que me encuentro imputado y cuyos autos mencioné supra, a fin de que se verifique si también se pudieron resguardar instrumentos propios de la marcas (p. ej. crotales, marcas de hierro), sellos, documentos con la supuesta sobremarca, etc.; caso contrario de no obrar esos elementos resguardados, solicito se ordenen nuevos allanamientos para buscar ese tipo de elementos”, enfatizó.

La versión de Alperovich

Daniel Alperovich, hijo del ex gobernador de Tucumán interpuso una denuncia en contra de Magliano, Mansanelli y Miretti, todos detenidos por esta causa, afirmando que a la firma que ellos representan también le robaron animales que habían sido entregados, con contrato, para engorde y que luego desaparecieron.

En el escrito, el hijo del dirigente político tucumano, da cuenta que en enero de 2020 entablaron una relación comercial con Oleos del Centro S.A. que consistió en la entrega de ganado “para capitalización”, que sería engorde mediante feedlot. El convenio contemplaba una primera entrega de 60 animales, que luego se ampliaron a un total de 2.500, siempre según el escrito presentado ante la justicia.

En la denuncia, que lleva el patrocinio legal del abogado Mariano Chavarría, se indica que luego de observas buenos rendimientos la firma La Galesa SRL, de la familia Alperovich y en cuyo campo se encontraron animales que pertenecen al empresario Eduardo Macchiavello, principal damnificado de este escándalo de abigeato, resolvieron que de manera escalonada se lleguen a casi 12 mil cabezas de ganado.

El ingreso a La Galesa, la propiedad de José Alperovich
El ingreso a La Galesa, la propiedad de José Alperovich


El ingreso a La Galesa, la propiedad de José Alperovich

Debido al importante incremento de animales para engorde se convino una inspección periódica por parte de técnicos de La Galesa SRL, el cual se vio impedido por varios meses en el peor momento de las restricciones por la pandemia de coronavirus el año pasado. Una vez que se pudo realizar el monitoreo se advirtió que el peso de los animales era muy por debajo del acordado, además de constatar “falta de agua y pastura”.

“En el mes de diciembre, mientras retirábamos nuestra últimas cargas de hacienda, advertimos que, de acuerdo a nuestros registros, nos faltaban unas 1.300 cabezas de ganado. Por tal motivo le pedimos a Oleos del Centro S.A. que cumpliera con lo acordado en la cláusula 8 del contrato y nos compensara ese faltante”, indica textual uno de los párrafos de la denuncia.

Por su parte, la firma Agrolam salió a justificar la propiedad del nuevo lote de 2.200 animales hallados en último término. “Ante los hechos de público conocimiento, relacionados con la causa penal en la que se encuentra involucrada la firma Oleos del Centro, desde Agrolam S.A. nos vemos en la obligación de aclarar que la hacienda denunciada como robada y que la justicia identificó en el día de la fecha (por el jueves pasado) en nuestro establecimiento, es propiedad de la firma AdBlick Ganadería y fue recibida por Agrolam SA a finales de noviembre de 2020 bajo un contrato de capitalización, reiterando que la misma no es de nuestra propiedad”, dijo en un comunicado.

En el párrafo siguiente agregó: “Queremos remarcar que nuestro vínculo con la hacienda identificada por la justicia, en el establecimiento agropecuario ubicado en la localidad de Quimilí, surge del compromiso del servicio ganadero a campo asumido por Agrolam S.A. con la firma AdBlick Ganadería (dueña de la hacienda). En este sentido, dando cumplimiento al ‘acuerdo de capitalización’, acto jurídico celebrado el 17 de noviembre de 2020, ingresó a nuestro establecimiento un lote de animales (2.170 cabezas)”, subrayó.