Crece consumo de la droga cristal entre jóvenes de Yucatán

·2  min de lectura

MÉRIDA, Yuc., febrero 12 (EL UNIVERSAL).- El cristal está a punto de convertirse en la droga ilícita de mayor impacto entre los jóvenes yucatecos, situación preocupante que podría empeorar si no se hace algo rápido en torno a ese consumo, advirtieron.

En el marco del informe sobre las acciones realizadas durante el año 2020, el director del Centro de Integración Juvenil (CIJ), Víctor Roa Muñoz, informó que esta sustancia ya es la segunda más consumida, sólo detrás de la marihuana, aunque la diferencia entre el impacto negativo que hay entre ambas, cada vez es menor.

"Si hacemos una comparación con el cannabis que representó el 38%, hay una diferencia de 6 puntos porcentuales entre una sustancia y otra. Desafortunadamente, el cristal está ganando terreno y es una situación que no solo estamos viviendo en Yucatán, sino a nivel nacional", sostuvo.

Roa Muñoz expresó que el año anterior el Centro de Integración Juvenil ofreció 12 mil 500 consultas en diversas áreas, de las cuales, 3 mil 200 fueron personas con problemas de adicción a alguna droga.

De esa cantidad, el 48% consumían marihuana, mientras que el 28% hacían lo propio con el cristal, además de que otros acudieron por tener problemas con la cocaína, psicotrópicos, tabaco o alcohol.

Se informó a la vez que los consumidores de sustancias se iniciaron entre los 10 y los 19 años, principalmente, siendo los estudiantes de bachillerato, los más activos en este sector.

El especialista Roa Muñoz también reveló que gran parte de los pacientes consume más de una sustancia a la vez.

"El 80% de los usuarios que atendemos son consumidores de más de una sustancia, donde hay consumidores de cannabis con alcohol, sobre todo en los jóvenes, hay una combinación de cannabis con cristal, en adultos jóvenes. Eso hace más complejos los esquemas de rehabilitación", detalló.

Explicó al igual que, ante este panorama, el Centro de Integración Juvenil tendrá que reforzar las estrategias de concientización sobre el consumo de sustancias, con el fin de hacer ver a los jóvenes sobre los riesgos de su uso.

El año que inicia -2021- es necesario que se fortalezcan los programas preventivos en todas las personas, pero particularmente los jóvenes y sobre el consumo de drogas y sustancias.