Crean un sistema de cuentas para que los turistas extranjeros hagan rendir sus dólares a $180

·4  min de lectura
Un grupo de turistas extranjeros recorre Caminito, en La Boca
Leo Vaca / AFV

El Banco Central (BCRA) creó un sistema de cuentas bancarias temporales bimonetarias que estará a disposición de los turistas extranjeros que visiten próximamente el país y apunta a que ingresen oficialmente sus divisas a sabiendas de que las podrán hacer rendir mejor que si las liquidaran al cambio oficial.

El sistema, que reconoce implícitamente las asimetrías cambiarias (el rezago al que fue sometido el dólar por la estrategia oficial de usarlo como ancla contra la inflación), consiste en poner a disposición de los visitantes una caja de ahorro bimonetaria para que puedan “acceder a los servicios financieros y medios electrónicos de pago, con los beneficios inherentes en transparencia y seguridad, en la medida que tengan una cuenta bancaria en su país de origen, que será la única habilitada para transferir divisas a la cuenta local”, detalló la entidad en un comunicado.

La intención oficial de impulsar una mejora en el tipo de cambio al que acceden los turistas había siso anticipada días atrás por LA NACION.

Los turistas podrán abrir la cuenta en la modalidad no presencial o al arribar al país, y la identificación de los titulares se efectuará mediante el pasaporte o documento de viaje, no siendo necesaria la gestión de la CUIT o CDI. Esa cuenta deberá estar a nombre de una persona humana residente en el exterior, con la excepción de los países o territorios donde no se observan las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional.

Dichas cajas “para turistas” podrán ser usadas para pagar compras en pesos en comercios en el país, tanto mediante tarjeta de débito como a través de aplicaciones de banca digital, o para realizar retiros de efectivo de moneda nacional.

Pero, como además tendrán habilitada la posibilidad de realizar operaciones financieras para el cambio de moneda por hasta un importe total de US$5000, el BCRA alienta que los bancos le ofrezcan a ese cliente cambiarle las divisas a pesos a través del mercado de capitales (dólar MEP), lo que supone, por caso, hacerle rendir cada dólar por $180, contra los $99 que recibiría si acudiera a una agencia a hacer el cambio de moneda.

La “caja de ahorro para turistas” no admitirá depósitos ni transferencias de terceros, y las acreditaciones de moneda extranjera deberán realizarse mediante transferencias efectuadas desde cuentas de su titular en el país de origen o mediante depósitos de dólares en efectivo. Incluso, en caso de que exista saldo en moneda extranjera al finalizar su estadía, la entidad deberá transferirlo, en forma automática, a la cuenta en el país de origen y proceder al cierre de la cuenta local, no pudiéndose efectuar retiros de efectivo de moneda extranjera.

“De esta manera, el turista no maneja efectivo, no tiene que acudir a una cueva y evita riesgos de asalto o estafa con billetes falsos. Además, se podrá beneficiar de cualquier campaña de promoción, por ejemplo para pagos con QR o aquellas que realice la entidad en que haya abierto la caja de ahorro”, explicaron en el ente monetario.

La medida oficial apuntaría además a permitirle al BCRA disminuir su ritmo de intervención sobre uno de los dólares financieros, como esboza el economista Gabriel Caamaño, de Estudio Ledesma, una operatoria en que la llegó a ceder más de US$2400 millones de sus reservas en lo que va del año.

La norma, básicamente diseñada para los turistas de países centrales que tienen mayor inclinación a manejarse con pagos bancarizados, también habilita a los bancos locales a ofrecerle al turista una tarjeta precargada en pesos contra los dólares de la cuenta.

“El sistema apunta a un cambio del régimen actual por el que se liquidan las operaciones de cambio vinculadas al turismo, por los desequilibrios que las asimetrías actuales estaban destinadas a generar en la cuenta viajes”, apunta el economista Jorge Vasconcelos, de Fundación Mediterránea.

“Busca que los extranjeros que no vienen de países vecinos y suelen tener estadías más prolongadas dejen de tener incentivos para operar en el mercado informal. Y, adicionalmente, al habilitar por esta vía una mayor intervención de los bancos en el mercado del dólar MEP, se le daría mayor volumen y profundidad a ese segmento de mercado, con todas las ventajas que esto implica para el manejo de la política cambiaria/monetaria. Debería funcionar”, opina.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.