Crean robot que administrará insulina a pacientes con diabetes

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 28 (EL UNIVERSAL).- Uno de los padecimientos más comunes en la actualidad es la diabetes. Debido a una mala alimentación y otros factores, México es uno de los países donde más personas presentan esta enfermedad. Las pacientes se enfrentan a un deterioro de su cuerpo y para detener los efectos negativos tienen que inyectarse insulina. Como desafortunadamente cada vez hay un mayor número de enfermos, investigadores de Italia desarrollaron un robot que podría permitir control el padecimiento sin necesidad de agujas.

Los investigadores de la Escuela de Estudios Avanzados Sant'Anna dieron a conocer que están trabajando en robot que algún día podría permitir a los pacientes con diabetes recibir una dosis de insulina sin necesidad de agujas. Su sistema llamado PILLSID consta de dos partes separadas. Por un lado un componente que es un dispensador de insulina interno que un médico implantaría quirúrgicamente en el abdomen del paciente. Y por otro una cápsula magnética cargada con la hormona.

Básicamente la idea es que a la persona se le implante una especie de dispensador artificial de insulina que la libere de acuerdo a las necesidades, tal como lo haría un cuerpo sano. Y, una vez que se haya terminado la hormona y se necesita volver a llenar el compartimiento, la persona toma una de las píldoras que está diseñada para viajar por su sistema digestivo hasta que llega al punto donde se implanta el dispositivo cerca de su intestino delgado.

La razón por la cual este desarrollo está calificado como un robot es que el implante, usando el poder de los imanes, está programado para hacer girar la cápsula a su posición y luego la perfora con una aguja retráctil y bombea la recarga de insulina a un depósito.

Algo que destaca de esta tecnología es que el dispensador se carga de forma inalámbrica, lo que limita la cantidad de intervenciones que un médico necesita para mantener el dispositivo. Además, una vez que la cápsula está vacía, continúa su viaje por su sistema digestivo hasta que finalmente la persona la expulsa.

Una esperanza para millones

Aunque el procedimiento puede sonar algo extremo y aterrador, lo que podría hacer que muchos prefirieran quedarse con el tratamiento actual de inyecciones, lo cierto es que una esperanza para millones de personas en todo el mundo.

El uso de este robot es preferible a muchas de las herramientas actuales que puede utilizar un paciente con diabetes tipo 1 para regular sus niveles de azúcar en sangre. Por ejemplo, las bombas de insulina implican un tubo o una aguja que debe autoadministrarse. Un piquete puede no ser tan malo, pero algunas personas necesitan recibir múltiples inyecciones por día. "Tal vez da miedo pensar en una estación de acoplamiento dentro del cuerpo, pero funcionó", dijo Arianna Menciassi, una de las coautoras del estudio.

Al final la propuesta de estos investigadores es un sistema mucho menos intrusivo que tiene el potencial de ser útil para administrar otros medicamentos que salvan vidas.

De acuerdo con los científicos, en una prueba en la que participaron tres cerdos diabéticos, el equipo de investigación descubrió que el sistema podía controlar con éxito sus niveles de insulina durante varias horas. El problema con el que se encontraron es que, en algunos casos los fluidos corporales de los cerdos se filtraban al robot. Entonces, como siguiente paso, el equipo está trabajando para sellar mejor el dispositivo.

Si bien es probable que pase algún tiempo antes de que PILLSID llegue a los hospitales, los dispositivos que atienden las necesidades médicas desde dentro del cuerpo probablemente se volverán cada vez más comunes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.