Crean las calamotes: calaveras de camote para el Día de Muertos

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 12 (EL UNIVERSAL).- Con el otoño llegan también algunos frutos que nos regalan preparaciones deliciosas y además forman parte de nuestro tradicional Día de Muertos. Es el caso de un tubérculo muy apreciado en Puebla: el camote.

Aunque este tubérculo es un tradicional de la cocina mexicana, una dulcería en Puebla decidió utilizarlo para dar vida una original creación: una calaverita típica del Día de Muertos que, en vez de estar elaborada con azúcar, chocolate, amaranto u otro ingrediente típico, está hecha con camote. En "Menú" de EL UNIVERSAL te contamos el detrás de esta deliciosa creación.

La palabra camote viene del náhuatl: camotli. Es un tubérculo que generalmente tiene una corteza parda, amarilla, morada o rosada según su variedad. Su pulpa más común es de color blanco, aunque existen variedades amarillas, rosas o violetas, explica Larousse Cocina.

Aunque existen controversias respecto a su origen, Larousse explica que el etnólogo francés, Paul Rivet, cree que el camote llegó en tiempos precolombinos de Oceanía a América y se domesticó en las cuencas del Orinoco y el Amazonas. Después llegó a México donde fue ampliamente cultivado y utilizado por las culturas mesoamericanas que lo consumían cocido, crudo y asado, principalmente en los territorios que hoy corresponden a Querétaro y Puebla, aunque en todo el país se consume de muchas formas, especialmente como un dulce.

En la actualidad los camotes poblanos, según los describe Larousse Cocina, son dulces, que seguramente has probado, hechos de pulpa de camote envueltos en papel encerado blanco, que muchas veces compramos como recuerdo. En el estado también se les llaman camotes de Santa Clara ya que es el nombre del convento donde supuestamente se inventó esta preparación.

Los camotes poblanos han gozado de gran reputación desde la época virreinal. Y es precisamente en esa entidad en donde ha surgido la invención de una calaverita de Día de Muertos hecha con el dulce más popular del estado.

Calaveritas de camote

Esta deliciosa creación tuvo su origen en una dulcería que se ubica en el centro histórico de Puebla llamada "La Casa del Camote", la cual tiene más de 70 años siendo fabricantes del dulce más popular del estado.

Dicha dulcería poblana fábrica camote desde 1944, tradición que el abuelo Don Gonzalo Benítez heredó, siendo el mayor productor y distribuidor de las dulcerías en la misma calle donde se ubican actualmente.

La receta familiar ha llegado hasta la tercera generación, pasando por el hijo Gustavo Benítez Islas y el fundador de "La Casa del Camote" y la "Fábrica de Camotes Rincón de Puebla", Gustavo Benítez Rosas quien nos cuenta la historia junto con su esposa Jessica Herrera.

La idea de hacer una calaverita de camote surgió porque ya fabricaban corazones y otras figuras. Y, para conmemorar el Día de muertos, se les ocurrió formar la tradicional calaverita de estas fechas solo que con camote y decorada con turrón y azúcar.

Hoy esta figura puede encontrarse en diversos sabores como uva, naranja, piña, coco, limón, y fresa.

Deleitarte con estas calaveritas es muy accesible ya que puedes degustarlas por solo 10 pesos. Pero si te encantan también puedes llevar un paquete con 5 piezas por 45 pesos.

Además hay que decir que en este establecimiento no solo encontrarás calaveritas sino una gran variedad de dulces de camote como el corazón de camote, picones, calabacitas, el típico camote decorado y hasta formas especiales en sus respectivas temporadas, como pinos navideño para fin de año.

Así que si te encuentras en Puebla, cerca de ella o piensas visitarla pronto podrás probar estas calaveritas de camote en la calle 6 Oriente #205 y #207, Centro Histórico de Puebla, 7200, Puebla.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.