Crítico con la segmentación de tarifas, el kichnerismo se corre y deja que el costo político lo asuma Guzmán

·5  min de lectura
Servicios. Guzmán prevé "alinear tarifas" para que los subsidios no vayan aumentando
Servicios. Guzmán prevé "alinear tarifas" para que los subsidios no vayan aumentando

Eje de una de las más profundas diferencias al interior de la coalición oficialista, la segmentación de tarifas fue anunciada y publicada ayer en el Boletín Oficial, en medio del silencio del ala dura del Gobierno, encabezada por el kirchnerismo y La Cámpora. Desde allí siempre se propuso un esquema distinto al finalmente aprobado por el sector del presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, con quien mantienen las principales diferencias de la gestión por su política económica, lo que se agravó aún más por los términos del acuerdo con el FMI.

La vicepresidenta Cristina Kirchner, en tanto, se presentará este lunes públicamente en un plenario de la CTA, y su aparición despierta especulaciones sobre la posibilidad de que se expida públicamente sobre el tema.

Cristina Fernández de Kirchner en el Acto por la conmemoración de los 100 años de YPF
Cristina Fernández de Kirchner en el Acto por la conmemoración de los 100 años de YPF - Créditos: @Rodrigo Néspolo


Cristina Fernández de Kirchner en el Acto por la conmemoración de los 100 años de YPF (Rodrigo Néspolo/)

“No opinamos”, dijeron a La Nación desde las filas de la organización La Cámpora, liderada por el diputado Máximo Kirchner. “Es un tema de (el subsecretario, Santiago) López Osornio”, dijo otro de los consultados por este diario en referencia al funcionario a cargo del tema, y en clara señal de toma de distancia. En el kirchnerismo niegan que vayan a encarar una avanzada mediática contra el modelo elegido para la segmentación. “Nosotros hablamos cuando lo teníamos que hacer -en referencia al esquema de segmentación que presentaron los funcionarios de Energía y que no tenido en cuenta- y lo que se propuso fue otra cosa. Entonces ahora que hablen los que decidieron esto”, es parte del razonamiento que se reproduce en distintas áreas del sector. La Nación se contactó con López Osornio, pero el funcionario no respondió.

Lo mismo explican sobre una eventual judicialización del tema, como desde varios sectores sugieren que puede llegar a pasar. “Nosotros no lo vamos a hacer”, dicen mientras hay quienes reconocen en el sector que las probabilidades de que la segmentación se judicialice -lo que demoraría su posible implementación- “son muy amplias”.

Pese a ello, los sectores del kirchnerismo más duro, sí salieron a expresar públicamente sus diferencias. Por ejemplo la economista Fernanda Vallejos, referente de la agrupación Soberanxs, fue particularmente crítica: “Lamentable la política tarifaria del FMI implementada por el ministerio de economía. Un nuevo golpe a la capacidad de consumo (con todas sus implicaciones macro) y a la calidad de vida de los trabajadores de clase media”.

En un sentido similar se expresó el extitular del Comfer, Gabriel Mariotto, quien señaló que “el gobierno aumenta la energía aplicando el plan del FMI. Cuando dueños de medios son dueños de distribuidoras de eléctricas aun los perjudicados están de acuerdo! Si las represas las hizo el pueblo y el estado argentino? Cuanto cuesta el agua que corre por sus turbinas?”

La segmentación de tarifas era uno de los temas clave que tenía para definir el Gobierno desde poco después de su asunción , en diciembre de 2019, cuando se buscó avanzar en la idea de reducir subsidios a la energía a través de tarifas diferenciales, de acuerdo a los ingresos de los usuarios. Pero desde el primer momento el proyecto acumuló trabas de dos órdenes: uno de carácter técnico por las dificultades para su implementación y otro de tinte político por las internas entre distintos sectores del oficialismo.

El sector de Energía, en manos de funcionarios que reportan directamente a la vicepresidenta, Cristina Kirchner, siempre manifestó sus diferencias con lo que planteaba el ala del ministro Guzmán, hombre de Fernández. En esa línea, en mayo pasado, el titular del área Darío Martínez, y el subsecretario, Federico Basualdo, en medio del debate por el tema en audiencias públicas se ausentaron de estas y asistieron a una visita en la construcción de una central, en una clara señal interna.

Federico Basualdo en el panel sobre Transición energética del Institute of the Americas junto a Silvina Batakis y Leonardo Chullmir
Federico Basualdo en el panel sobre Transición energética del Institute of the Americas junto a Silvina Batakis y Leonardo Chullmir


Federico Basualdo en el panel sobre Transición energética del Institute of the Americas junto a Silvina Batakis y Leonardo Chullmir

Hacia ese sector disparó, en medio de la interna del Gobierno, el exministro Matías Kulfas, en su carta de renuncia. En el que recordó que “era imprescindible racionalizar este sistema, realizando adecuaciones tarifarias que tuvieran en cuenta la crisis de ingresos de los hogares, pero dotándola de progresividad distributiva. Lejos de ellos, el equipo de la Secretaría de Energía, que se fuera desplegando desde los entes reguladores, no hizo más que alimentar este sistema nefasto de subsidios”.

La quiebra de Austral Construcciones: remataron la primera estancia de Lázaro Báez en Santa Cruz

La implementación de la segmentación fue confirmada ayer en conferencia de prensa por la portavoz Gabriela Cerruti, quien entonces adelantó la publicación del un nuevo decreto que fija el sistema para los usuarios. Aunque dijo que los detalles sobre la implementación de la medida los brindaría el Ministerio de Economía, anticipó que afectará solo a un 10% de la población y que el 90% restante no recibirá aumentos en lo que queda del año.

“El sistema contempla una segmentación en tres escalas: una que tiene que ver con aquellos ciudadanos -calculamos que es el 10% de la población- que por sus ingresos, que son ingresos que equivalgan por grupo familiar a más de tres ingresos y medio de la canasta básica fijada por el INDEC o que posean tres automóviles, tres propiedades, un yate o un avión, van a tener que pagar la tarifa plena y no van a recibir ningún subsidio por parte del Estado”, señaló la funcionaria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.