Tras críticas, Ontario retira nuevas medidas contra COVID-19

ROB GILLIES
·2  min de lectura
Una mujer de 47 años, izquierda, que se encuentra intubada es una de muchos pacientes en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Humber River durante la pandemia de COVID-19 en Toronto, el martes 13 de abril de 2021. (Nathan Denette/The Canadian Press vía AP)

TORONTO (AP) — Luego de una reacción negativa de parte de fuerzas policiales, autoridades sanitarias y la población, el primer ministro de la provincia canadiense de Ontario dio marcha atrás el sábado a las restricciones que prohibían la apertura de parques infantiles y permitían a la policía abordar a quienes estuvieran fuera de casa para que explicaran las razones y proporcionaran sus domicilios.

Las medidas por la pandemia de coronavirus impuestas por el gobierno de la provincia más poblada de Canadá enfrentaron oposición de inmediato cuando los departamentos de policía insistieron en que sus agentes no cumplirían las nuevas órdenes de detener aleatoriamente a transeúntes o conductores, y los expertos del sector salud se quejaron de que las reglas se centraban en actividades al aire libre en lugar de atender reuniones de mayor riesgo en espacios cerrados.

El gobierno del primer ministro de Ontario, Doug Ford, anunció el viernes que otorgaba facultades a la policía para exigir a toda persona que no se encontrara en su casa una explicación por andar afuera y que informara cuál era su domicilio. La persona podía ser multada.

Sin embargo, la procuradora general de Ontario, Sylvia Jones, dijo el sábado que los policías ya no tendrán derecho de hacerlo.

Aún así, Jones explicó que los agentes podrían pedirle a la gente que proporcione información a fin de asegurarse de que está cumpliendo con las restricciones en caso que los oficiales tangan motivos para creer que la persona está participando en un evento público organizado o en una reunión social.

Canadá recibirá en total entre 48 millones y 50 millones de dosis de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 para finales de junio, señaló la ministra de adquisiciones Anita Anand. Canadá tiene una población de 38 millones de habitantes y todos los canadienses elegibles habrán de recibir al menos una dosis para julio.