Con críticas a Mauricio Macri, el Gobierno inauguró en la exEsma una muestra cargada de propaganda contra el “neoliberalismo”

·4  min de lectura
La muestra llamada "Neoliberalismo nunca más", en el Museo Nacional de la Memoria ubicado en la ex-Esma
Ricardo Pristupluk

El Gobierno volvió a cargar las tintas contra el expresidente Mauricio Macri, otra vez al vincular a su gestión con la de la última dictadura militar. Bajo el título de “Neoliberalismo Nunca Más”, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que dirige el funcionario kirchnerista Horacio Pietragalla, anunció ayer el inicio de una muestra dedicada a “visibilizar” y “reflexionar” acerca de “los retrocesos en materia de Derechos Humanos que provocaron los gobiernos neoliberales en nuestro país” . En los hechos, una exhibición propagandística en un predio estatal con conceptos siempre transitados por el kirchnerismo.

LA NACION recorrió la exposición, que podrá visitarse a partir de esta semana en el predio de la exEsma, más precisamente en una sala ubicada en el edificio del Archivo Nacional de la Memoria. La muestra, calificada por el oficialismo como “una herramienta de capacitación”, está dividida en tres partes. Cada pared está dedicada a cada una de las respectivas experiencias “neoliberales” que, según lo describen desde el kirchnerismo, tuvieron lugar en la Argentina: del “terrorismo de Estado” (1976-1983) al gobierno de Cambiemos (2015-2019), pasando por el menemismo y la Alianza (1989-2001).

Tras otra maniobra en el bloque, Cristina Kirchner designó al camporista Martín Doñate para el Consejo de la Magistratura

Todos los afiches se dedican a bajar una fuerte línea partidaria con guiños a las gestiones kirchneristas. Sin embargo, son los dedicados a la presidencia de Mauricio Macri los que exponen un sesgo ideológico más marcado. “Endeudadores seriales” , reza uno de los títulos principales, que es graficado, a su vez, con una imagen sugestiva: una foto de la plana mayor del equipo económico de la gestión de Cambiemos, con Nicolás Dujovne, Luis Caputo y Federico Sturzenegger a la cabeza, y junto al exjefe de Gabinete, Marcos Peña.

La muestra llamada "Neoliberalismo nunca más", en el Museo Nacional de la Memoria ubicado en la ex-Esma
Ricardo Pristupluk


La muestra llamada "Neoliberalismo nunca más", en el Museo Nacional de la Memoria ubicado en la ex-Esma (Ricardo Pristupluk/)

En otro de los posters, y luego de resaltar los logros de “más de una década ganada 2003-2015″ que no habrían estado exentos de “embestidas de los poderes hegemónicos”, la muestra se dedica a describir “la persecución judicial” promovida por “parte de la oposición, con respaldo del aparato mediático concentrado”, a través de denuncias de “supuestos hechos de corrupción”.

Sergio Massa se diferenció de Cristina Kirchner y designó a una opositora para el Consejo de la Magistratura

“El nuevo capítulo del neoliberalismo en la Argentina fue promovido y sostenido por las corporaciones mediáticas y judiciales a través del Lawfare”, se indica, en ese sentido, en la muestra. Y tras mencionar la “persecución” de la que habría sido víctima la actual vicepresidenta Cristina Kirchner, a partir de “armados de causas falsas”, se enumeran los casos de otros referentes de “la Patria Grande”, como el de los expresidentes Dilma Rousseff, Lula da Silva, Evo Morales o Rafael Correa.

La muestra llamada "Neoliberalismo nunca más", en el Museo Nacional de la Memoria ubicado en la ex-Esma
Ricardo Pristupluk


La muestra llamada "Neoliberalismo nunca más", en el Museo Nacional de la Memoria ubicado en la ex-Esma (Ricardo Pristupluk/)

Por su parte, otro de los ejes principales es el respectivo “endeudamiento desmedido” y la “fuga de capitales”, habilitada por “los CEOs devenidos funcionarios” y que “benefició a a sus empresas, de la misma manera que lo habían hecho la dictadura y el menemismo”.

“Desafío para adelante”

“Creo que el desafío para adelante es que las fuerzas políticas populares y gran parte de la sociedad, podamos armar el Nunca Más al Neoliberalismo. Que Nunca Más exista la posibilidad que un proyecto que va contra los intereses de las mayorías, que deja un tendal después de exclusión, de deuda, de un Estado mínimo, pueda ser una opción de poder ”. Esas fueron las palabras pronunciadas en marzo pasado por el subsecretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Matías Moreno, al momento de presentar el programa “Neoliberalismo Nunca Más”, en el marco de un taller dirigido a estudiantes secundarios.

El Gobierno habilitó paritarias con aumentos de hasta 80%

Es que en el kirchnerismo consideran que, una vez consolidado “como sociedad” el Nunca Más a los crímenes de la última dictadura —“no es patrimonio de un sector político, es patrimonio también de gran parte de la sociedad”—, es necesario ir más allá para evitar que cualquier signo político contrario a su ideología regrese al Gobierno. “Obviamente, en el marco de la democracia”, aclaró en su momento Moreno.

Desde la oposición, quien no tardó en salir a criticar la muestra organizada por el oficialismo fue el dirigente de Pro, Esteban Bullrich. A través de un hilo de Twitter, calificó de “perverso” y “cínico” el despliegue en la exEsma que, según sus palabras, asemeja una ideología política con el período más oscuro de nuestra historia. “Pisotean la memoria, desprecian la democracia y se creen los dueños del Estado” , sostuvo el exsenador, para después rematar: “Pensé que habían aprendido algo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.