Críticas a la Corte y a la oposición: un mensaje unificado en medio de la tensión interna

Maia Jastreblansky
·5  min de lectura
El presidente Alberto Fernández se mostró junto al gobernador Axel Kicillof
Tomás Cuesta

El fallo de la Corte Suprema, que consideró que el DNU que suspendió las clases violó la autonomía de la Ciudad, logró por un momento alinear los mensajes que emanaron del kirchnerismo y de la Casa Rosada tras varios días marcados por profundas fisuras en el plano económico. Tanto Cristina Kirchner –la primera en pronunciarse– como Alberto Fernández y Axel Kicillof dirigieron duras críticas a la Justicia y salieron a cruzar a la oposición, cuya postura resultó avalada por los supremos.

El Presidente deslizó que el fallo de la Corte no hará cambiar su política sanitaria. “Voy a seguir cuidando la salud de los argentinos por más que escriban muchas hojas en sentencias”, dijo Fernández en un acto en el que anunció la distribución de netbooks a estudiantes del secundario. Y redobló la apuesta. “Lo que hacemos es para preservar la vida de nuestra gente y, contra eso, que dicten las sentencias que quieran, vamos a seguir haciendo lo que debemos”, dijo.

Clases presenciales: seis claves para entender el fallo de la Corte Suprema

El Presidente también enfiló sus dardos hacia el contenido del fallo firmado por unanimidad por los jueces Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti (compartieron su voto), Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti (y que no suscribió la jueza Elena Highton de Nolasco). “Soy un hombre que ama el Estado de Derecho, que respeta las sentencias judiciales y que hace más de 30 años que enseña Derecho en la UBA… No saben [lo que] me apena ver la decrepitud del Derecho convertido en sentencias”, dijo Fernández, sin mencionar directamente al máximo tribunal. “Es el tiempo que me ha tocado, también deberemos luchar contra eso”, dijo, en sintonía con el ánimo que hay en el kirchnerismo para modificar a la Corte.

En el entorno presidencial señalaron que no tienen previsto que el Presidente haga más declaraciones públicas sobre el asunto, aunque dependerá de su exposición mediática.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Quien transmitió la postura del Poder Ejecutivo fue el ministro de Justicia, Martín Soria, que no escatimó en cuestionamientos hacia el máximo tribunal al calificar al fallo como “una decisión política que lleva al limite el funcionamiento institucional”. “La autonomía de la CABA, como la de las provincias, no es absoluta. Larreta judicializó la pandemia con una clara intención electoral. Lamentablemente, la CSJN se prestó a este juego. Con un argumento falaz, afirma que no habla de políticas sanitarias, pero en los hechos es eso lo que está haciendo. ¿Se va a hacer cargo de las consecuencias que genere esta decisión irresponsable?”, publicó en Twitter.

La vicepresidenta, que en las últimas horas tuvo una alta actividad en redes sociales, también publicó en Twitter una serie de mensajes cuestionando el fallo del máximo tribunal. “La Corte decidió, en plena pandemia decretada por la OMS, emergencia sanitaria sancionada por el Congreso de la Nación y con más de 65.000 muertos en la Argentina, que el Poder Ejecutivo Nacional no tiene competencias para tomar medidas sanitarias”, criticó.

Cristina fue más allá y consideró, en alusión a la actitud de los supremos, que “los golpes contra las instituciones democráticas elegidas por el voto popular ya no son como antaño”. “Para poder gobernar ¿No será mejor presentarse a concursar por un cargo de Juez al Consejo de la Magistratura o que un Presidente te proponga para Ministro de la Corte?”, ironizó.

Alberto Fernández; Axcel kicillof y Nicolás Trotta llegan a la planta de distribución de BGH en Ezeiza para anuncio de producción de netbooks para escuelas
Tomás Cuesta


Alberto Fernández; Axcel kicillof y Nicolás Trotta llegan a la planta de distribución de BGH en Ezeiza para anuncio de producción de netbooks para escuelas (Tomás Cuesta/)

“Juan Domingo Biden”

En medio de la feroz interna por la política tarifaria, que enfrentó sin disimulo a La Cámpora y el Instituto Patria con el ministro de Economía, Martín Guzmán, Fernández optó hoy por reivindicar el discurso que el presidente norteamericano Joseph Biden brindó ante el Congreso de los Estados Unidos. Lo mismo había hecho Cristina ayer, en un hilo de tuits en los que resaltó la intervención del Estado para reactivar a la economía en pandemia y criticó al FMI.

Fernández hoy recapituló el discurso de Biden y dijo que fue un mensaje “formidable”. “Juan Domingo Biden –ironizó– llamó a la sindicalización como una forma de proteger los derechos de los trabajadores. Llamó a cuidarse en la pandemia, a promover el mayor programa de empleo con obra pública”, dijo el jefe de Estado. Fernández resaltó que el Presupuesto de este año “duplica la inversión en obra pública pensando en cuánto trabajo se puede dar”.

Los jueces Maqueda y Rosatti marcaron en su voto que el DNU no estuvo bien fundamentado

Se trata de un punto medular de la discusión interna que hay en el Frente de Todos por el programa macroeconómico y el direccionamiento del gasto público, con Guzmán reclamando recortar los subsidios a las tarifas para destinar más fondos a los gastos de capital y el kirchnerismo advirtiendo públicamente que no avalará más aumentos en los servicios públicos en lo que quede del año.

Críticas a la oposición

Sin mencionar a Horacio Rodríguez Larreta, promotor de la cautelar que derivó en el fallo de la Corte a favor de la Ciudad, tanto Fernández como Axel Kicillof salieron duramente al cruce de la oposición.

“Entre el 2016 y 2019, cuatro millones de chicos y chicas hubieran tenido una computadora si se hubiera continuado el programa Conectar Igualdad de Cristina. Estamos enfrascados en un debate extraño, la oposición debería empezar por explicar por qué dejaron de entregar computadoras. Es muy difícil que aquellos que le hicieron tanto daño a la educación se paren como sus defensores”, lanzó Kicillof en el acto junto a Alberto Fernández.

A su turno, el Presidente prometió que en el término de un año distribuirá 700.000 notebooks de fabricación nacional. “Es lo mismo que se distribuyó en los cuatro años que el gobierno que me precedió”, dijo, en alusión a Mauricio Macri.

Hoy, el Presidente y el gobernador bonaerense compartieron el acto para anunciar la distribución de notebooks, en sintonía con la decisión de mantener la virtualidad de la escolaridad. Ayer, Kicillof f expresó públicamente la postura del kirchnerismo con respecto a las tarifas, al elogiar a subsecretario de Energía Federico Basualdo –que la Casa Rosada quiere apartar– y al asegurar que solo habrá un aumento de tarifas durante todo el año.