Tras críticas por China, Bachelet rechaza un segundo mandato como jefa de DDHH de la ONU

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, asiste a una sesión del Consejo de Derechos Humanos en las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza

Por Emma Farge y Wendell Roelf

GINEBRA, 13 jun (Reuters) -La jefa de derechos humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, indicó el lunes que no se presentaría a un segundo mandato por motivos personales, desmintiendo las especulaciones de que se trataba de una decisión relacionada con las repercusiones de su viaje a China el mes pasado.

Bachelet, de 70 años, fue criticada por grupos de derechos humanos, así como por algunos Gobiernos occidentales, incluido el de Estados Unidos, que dijeron que las condiciones que las autoridades chinas impusieron a la visita no permitían una evaluación completa e independiente del entorno de los derechos humanos.

"A medida que mi mandato como Alta Comisionada llega a su fin, este hito de la quincuagésima sesión del Consejo será el último al que informe", dijo en un inesperado anuncio al final de un amplio discurso ante el Consejo de Derechos Humanos con sede en Ginebra.

Más tarde, dijo que la decisión no estaba relacionada con el viaje y agregó que tenía la intención de volver a Chile y pasar tiempo con su familia.

"Hace dos meses, antes incluso de ir a China, tomé una decisión y se la comuniqué a mi jefe, el secretario general (António Guterres). Así que no tiene ninguna relación", dijo a los periodistas.

Algunos diplomáticos dijeron que esperaban que Bachelet, expresidenta de Chile, se quedara en el cargo después que su mandato de cuatro años expire a finales de agosto. Hubo murmullos en la sala del Consejo de Ginebra cuando hizo el anuncio.

En el discurso, dijo que su oficina estaba trabajando en una evaluación actualizada de la situación de los derechos humanos en la región occidental china de Xinjiang, donde hay denuncias generalizadas de que la población uigur, mayoritariamente musulmana, ha sido detenida ilegalmente, maltratada y obligada a trabajar.

China niega todas las acusaciones de abusos allí.

"Se compartirá con el Gobierno para que haga comentarios sobre los hechos antes de su publicación", dijo Bachelet sobre su informe, que debía publicarse hace meses. Preguntada por el calendario, Bachelet dijo que se publicará antes de que termine su mandato.

Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, calificó su viaje a China de "desastre sin paliativos" y criticó a Bachelet por utilizar el término chino "VETC", las siglas de Centros de Educación y Formación Profesional en inglés, para referirse a los centros de detención masiva en Xinjiang.

Ella repitió el término en su discurso del lunes.

En cuanto a la situación de los derechos humanos en Rusia, dijo que la detención arbitraria de un gran número de manifestantes que se oponían a la invasión de Ucrania era "preocupante".

Bachelet también expresó su preocupación por las restricciones al aborto, refiriéndose a Estados Unidos, donde se espera que la Corte Suprema anule una sentencia histórica sobre el derecho al aborto en todo el país.

(Información de Emma Farge y Wendell Roelf; información adicional de Tony Munroe en Pekín; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.