Crímenes de guerra en Ucrania: quién es el primer soldado ruso en el banquillo y qué dijo en el juicio

·4  min de lectura
El sargento ruso Vadim Shishimarin, de 21 años, en una corte en Kiev
Efrem Lukatsky

KIEV.– Ucrania inició el viernes el juicio contra un soldado ruso acusado de asesinar a un civil ucraniano, el primer proceso por crímenes de guerra en el país desde que Moscú invadió a su vecino.

Decenas de periodistas abarrotaron la pequeña sala de la capital ucraniana, Kiev, donde el acusado compareció en un estrecho cubículo de cristal en el inicio de un juicio que ha atraído la atención internacional en medio de las repetidas acusaciones de atrocidades cometidas por parte de las tropas rusas.

El sargento Vadim Shyshimarin, de 21 años, está acusado de disparar en la cabeza a un hombre ucraniano de 62 en la localidad nororiental de Chupakhivka. Podría ser sentenciado de 10 años a cadena perpetua. El proceso se realizará en modalidad abierta y la primera sesión comenzará el 18 de mayo.

El ataque ocurrió en los primeros días de la guerra, cuando los tanques que avanzaban sobre Kiev sufrieron una inesperada derrota y sus ocupantes se retiraron.

Shyshimarin, miembro de una unidad de tanques capturada, admitió haber baleado al civil en un video publicado por el Servicio de Seguridad ucraniano. “Me ordenaron disparar”, afirmó el soldado acerca del asesinato del 28 de febrero. “Le disparé una vez. Cayó y seguimos adelante”.

La declaración de Shyshimarin es “una de las primeras confesiones de los invasores enemigos”, según los servicios de seguridad de Ucrania.

El juicio se celebra mientras la fiscal general de Ucrania asume un creciente número de investigaciones sobre denuncias de asesinato, torturas y abusos de civiles por parte de las fuerzas rusas.

La oficina de Iryna Venediktova dijo que la fiscal estudia más de 10.700 posibles crímenes de guerra que implican a más de 600 sospechosos, incluyendo soldados y funcionarios del gobierno de Moscú.

Muchas de las supuestas atrocidades salieron a la luz el mes pasado luego de que las tropas de Moscú abandonaron su intento de tomar Kiev y se retiraron de los alrededores de la capital, dejando al descubierto fosas comunes y calles y patios sembradas de cadáveres en localidades como Bucha.

Vadim Shishimarin, de 21 años, al llegar a la corte de Kiev
Efrem Lukatsky


Vadim Shishimarin, de 21 años, al llegar a la corte de Kiev (Efrem Lukatsky/)

Investigación paralela de la ONU

A su vez, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó el jueves una resolución para poner en marcha una investigación sobre posibles crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas en la zona de Kiev y otras áreas, una medida que, según Rusia, equivale a un ajuste de cuentas político.

Los miembros aprobaron por una abrumadora mayoría (33 a favor y dos en contra de China y Eritrea) una resolución para ordenar que una comisión de investigación estudie los hechos ocurridos en las regiones alrededor de Kiev y otras zonas como Sumy, que fueron ocupadas temporalmente por las tropas rusas.

”Las zonas (...) que han estado bajo la ocupación rusa a finales de febrero y marzo han sufrido las más horribles violaciones de los derechos humanos en el continente europeo en décadas”, dijo al Consejo Emine Dzhaparova, viceministra primera de Relaciones Exteriores de Ucrania. Mientras hablaba por videoconferencia, sostuvo un dibujo que, según dijo, había hecho un niño de 11 años que fue violado delante de su madre. “En realidad, perdió la capacidad de hablar después y la única forma de comunicarse es con líneas negras”, afirmó.

Reuters no pudo verificar el relato de Dzhaparova sobre lo ocurrido al niño. Un portavoz de la misión diplomática rusa no respondió a una petición de comentarios sobre su relato.

Voluntarios cargan los cuerpos de los civiles asesinados en Bucha en un camión para ser llevados a una morgue para su investigación, en las afueras de Kyiv, Ucrania, el martes 12 de abril de 2022.
Rodrigo Abd


Voluntarios cargan los cuerpos de los civiles asesinados en Bucha en un camión para ser llevados a una morgue para su investigación, en las afueras de Kyiv, Ucrania, el martes 12 de abril de 2022. (Rodrigo Abd/)

Rusia, que niega haber cometido abusos en lo que denomina su “operación militar especial” en Ucrania, dejó vacío su asiento en el Consejo con sede en Ginebra en señal de protesta. ”En lugar de discutir las verdaderas causas que llevaron a la crisis en este país y buscar formas de resolverlas, el ‘Occidente colectivo’ está organizando otra rutina política para demonizar a Rusia”, dijo el embajador de Moscú ante la ONU en Ginebra, Gennady Gatilov, en una declaración enviada por correo electrónico antes de la votación.

Agencias AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.