CPS administra ahora a los guardias de cruce. El distrito dice que mejoró el programa, pero docenas de esquinas siguen vacías

·11  min de lectura

Con menos de un mes para que comiencen las clases, las Escuelas Públicas de Chicago buscan llenar unas 75 vacantes de guardias de cruce en toda la ciudad, aproximadamente el 10% de la unidad encargada de guiar a los niños de manera segura a la escuela.

Este es sólo el segundo verano que CPS ha estado a cargo de esta tarea. Los guardias de cruce de Chicago fueron administrados por el Departamento de Policía de Chicago durante décadas, luego por la Oficina de Manejo de Emergencias y Comunicaciones de la ciudad desde 2016 hasta que CPS tomó las riendas en enero de 2021. El distrito dijo que la medida era parte de un esfuerzo para consolidar los apoyos de seguridad de los estudiantes bajo un solo techo.

La jefa de seguridad y protección, Jadine Chou, dijo que CPS dio la bienvenida a sus nuevas responsabilidades, ya que ha beneficiado a las escuelas y a los guardias de cruce. El distrito utiliza sus relaciones con los consejos escolares locales, los padres, los funcionarios electos y los grupos comunitarios para reclutar para esquinas específicas, dijo Chou, y los guardias de cruce son elegibles para recibir los beneficios de CPS y para trabajar en las escuelas entre sus breves turnos de la mañana y la tarde.

Aún así, algunos dicen que los problemas de cobertura han persistido a través del cambio de supervisión de OEMC a CPS. Aún más, esta transferencia de poder puede ofrecer una idea de cómo el distrito y la ciudad separan sus operaciones a medida que Chicago avanza hacia una junta escolar electa. Se debe realizar una revisión independiente de las finanzas del distrito y los enredos con la ciudad antes del 31 de octubre.

“No se trata de quién es dueño de qué”, dijo Chou, “sino de asegurarse de que todos estemos asociados y de que haya claridad de roles y sinergia en la misión”.

‘Cerrando esa brecha de vacantes’

Mucho antes de que CPS tomara el control de la unidad de guardia de cruce, el departamento de policía y la ciudad luchaban por llenar las vacantes en las intersecciones.

“La policía de la ciudad busca guardias de cruce peatonal para trabajar en el otoño” fue el titular de una historia del Chicago Tribune de julio de 1973. Los solicitantes interesados tenían que aprobar un examen de guardia de cruce administrado por la Comisión de Servicio Civil. El pago por hora oscilaba entre $2.97 y $3.98, y el departamento de policía proporcionaba una asignación anual de $150 para uniformes.

La policía estuvo a cargo hasta que se reveló en el presupuesto de la ciudad de 2016 que alrededor de 900 puestos de guardia de cruce se trasladarían a OEMC. Se dijo que la transición liberaría a los oficiales de policía juramentados de tener que llenar las vacantes de guardias de cruce que surgieran durante el año escolar.

Algunos guardias de cruce se opusieron al cambio y expresaron su preocupación por perder sus horarios de trabajo fijos y su insignia y parche de policía. El uniforme ayuda a disuadir los problemas, dijeron los guardias en ese momento.

Chou dijo que los ajustes de uniformes fueron una de las primeras cosas que CPS abordó cuando tomó el control de la unidad mientras los estudiantes aún estaban aprendiendo desde casa debido a la pandemia de COVID-19.

Los guardias “solían estar con CPD, por lo que muchos de ellos todavía usan el uniforme similar a CPD. Estos uniformes tienen que lavarse en seco y son un poco rígidos. Son de poliéster, un poco cálidos en un día como hoy”, dijo Chou. “Recibimos algunos comentarios de muchas personas (que decían): ‘Nos gustaría considerar algo quizás un poco más moderno’”.

Chou dijo que el nuevo atuendo es una polo y pantalones caqui, pero algunos guardias aún querían mantener el uniforme de toda la vida. CPS dijo que está bien, pero todos los guardias deben usar su identificación del distrito y chaleco de alta visibilidad.

Chou dijo que CPS también cambió la forma en que se asignan los guardias, para promover la estabilidad. Los nuevos empleados son reclutados para intersecciones específicas. Los trabajadores de mucho tiempo pueden postularse para un puesto vacante en julio, antes del nuevo año escolar, con prioridad dada a la antigüedad, o pueden quedarse. Si surge una vacante importante durante el año escolar, no se permite que un guardia cambie su puesto por ese.

La consistencia es clave para estos puestos, dijo Chou, por lo que se pueden forjar relaciones con los estudiantes, los padres y los empleados de la escuela. Chou dio un ejemplo de un guardia que dijo que detuvo el secuestro de un niño en la primavera llamando al niño después de observar un comportamiento sospechoso. El guardia también pudo anotar información sobre el automóvil de la persona, dijo Chou, y el distrito planea honrar al guardia pronto.

Stacia Scott, vicepresidenta ejecutiva de SEIU Local 73, que representa a los guardias de cruce de CPS, dijo que son “parte integral de la comunidad escolar y mantienen a los niños seguros. Entonces, cuando no tenemos esos puestos ocupados, se crea un mayor riesgo”.

CPS dijo que había alrededor de 135 vacantes en la unidad de 723 puestos cuando el distrito asumió el cargo el año pasado, lo que Chou atribuyó a la deserción normal y no a la transición a la supervisión de CPS. Había 76 vacantes al 12 de julio, según CPS. El pago por hora comienza en $15.46.

Las cifras del distrito muestran que CPS no presupuestó puestos de guardia de cruce para el año fiscal que comenzó en julio de 2020 y terminó ese año en junio de 2021 con 740 puestos. CPS dijo que recibió fondos excedentes de financiamiento de incremento de impuestos para cubrir el costo de $5.2 millones de los guardias durante los primeros seis meses del cambio.

El distrito asignó $16.6 millones para el programa de guardias de cruce y sus 739 puestos para el próximo año escolar.

Los guardias de cruce ya no deben tomar un examen de servicio civil, pero deben someterse a una verificación de antecedentes y cumplir con otros criterios de contratación de CPS. Chou dijo que las vacantes a menudo se concentran en los lados norte, oeste y noroeste y no en el lado sur.

“No tengo causalidad para eso”, dijo Chou. “Pero sí sé que estamos cerrando esa brecha de vacantes”.

Esta sería una buena noticia en las escuelas que han tenido problemas para dotar de personal a las esquinas, como la Academia de Tecnología William C. Goudy en Uptown. El miembro del consejo escolar local Nick Ward dijo que los administradores de Goudy realizaron tareas de guardia de cruce algunas mañanas durante el último año escolar hasta que se llenó el puesto.

“Nos dimos cuenta en el otoño que la falta de guardias de cruce era un problema importante. Además de eso, ha habido una remodelación de la Línea Roja aquí arriba, un proyecto de modernización de la Línea Roja-Púrpura, que acaba de hacer que el tráfico sea un poco desafiante en ciertos lugares”, dijo Ward, quien planea postularse para concejal del Distrito 48.

Chou dijo que quiere trabajar con el Departamento de Transporte de Chicago para estudiar posibles mejoras en las esquinas peligrosas que podrían incluir una mejor señalización, cambios de semáforos y marcas de calles más prominentes.

Las muertes de peatones infantiles han sido lo más importante este verano con las muertes en junio de Raphael “Rafi” Cárdenas, de 2 años, que viajaba en un mini-scooter por una calle de Lincoln Square; y Ja’lon James, de 11 años, que cruzaba una calle de Lawndale. Ninguno de los dos salía o se dirigía a los edificios escolares cuando fueron arrollados.

Chou dijo que los guardias de cruce pueden comunicarse con su equipo de seguridad y protección si tienen inquietudes sobre su intersección, y el equipo trabaja con el CDOT para solucionar cualquier problema.

“Me gustaría ser aún más proactivo que eso”, dijo Chou. “Antes de esperar a que un guardia de cruce haga esa propuesta, para comunicarse con nosotros, realmente me gustaría hacer algunos estudios con CDOT para entender, ¿dónde tenemos problemas de tráfico? Sé que hacen estos estudios, pero ¿cómo convergimos realmente nuestros esfuerzos?”.

‘Nadie cubre tu puesto’

Bill Sullivan dijo que se convirtió en guardia de cruce en noviembre después de casi retirarse de su trabajo como gerente de una organización sin fines de lucro. Estaba asignado a la esquina de 56th St. y St. Louis Ave. y espera regresar a ese puesto en el lado suroeste en el otoño. Expresó su preocupación al Tribune sobre la supervisión del programa por parte de CPS, diciendo que el distrito no pudo encontrar un sustituto para él cuando se tomó sus ocho días personales durante el último año.

“Sabes que cada vez que te tomas un tiempo libre, te sientes culpable de que nadie cubra tu puesto”, dijo Sullivan.

Dijo que no conoció a su supervisor en persona, pero se encontró con otros supervisores mientras recibía capacitación. La mayor parte de la supervisión se realiza por correo electrónico, dijo Sullivan. Había 18 supervisores asignados al programa de guardias de cruce en 2020 cuando era administrado por OEMC, aunque estos supervisores tenían responsabilidades más allá de la supervisión del programa, según CPS. Bajo el distrito, hay cuatro supervisores de guardias de cruce y un gerente de programa.

“Eso es parte del cambio. Para bien o para mal, hemos llevado a nuestros guardias de cruce a soluciones tecnológicas”, dijo Chou, y agregó que los guardias de cruce pueden reunirse con su supervisor en una plataforma de videoconferencia si es necesario.

“Si los comentarios provienen de nuestros guardias de cruce de que necesitamos un ajuste en nuestra estructura, obviamente queremos escuchar eso y lo tendremos en cuenta. Creo que lo principal es, ¿la gente está bien? ¿La gente está haciendo lo que debe hacer?”, dijo Chou. “Sólo hemos estado en esto un poco más de un año, y todos los días trabajamos para mejorarlo”.

Los guardias de cruce de CPS también apoyan a las escuelas privadas. Matthew Walter, director de operaciones de las Escuelas Católicas, dijo que la Arquidiócesis de Chicago mantiene una relación más estrecha con CPS que con OEMC.

“Creo que una de las cosas que CPS ha hecho bastante bien es que nos mantendrán informados si hay un desafío que enfrentan para cubrir un puesto en una ubicación”, dijo Walter, exdirector de presupuesto de CPS. “En gran medida, a nivel de la Arquidiócesis desconocíamos esos (desafíos) antes de esto, por lo que nos mantienen informados un poco más. Pero aparte de eso, realmente no he notado mucha diferencia”.

La transferencia de control de la unidad de guardia de cruce fue planteada en la reunión de mayo de la Junta de Educación de Chicago por la miembro de la junta Elizabeth Todd-Breland, quien fue nombrada por la alcaldesa Lori Lightfoot en 2019. La junta estaba discutiendo contribuir más de lo habitual a la Junta de Empleados Municipales. Fondo de Anualidad y Beneficios de Chicago.

Antes de 2020, la ciudad asumió la totalidad del pago realizado en nombre de los empleados no docentes de CPS al fondo municipal. El distrito reembolsó a la ciudad $60 millones los primeros dos años y $100 millones en el año fiscal que terminó el 30 de junio.

Después de mucha discusión, la junta aprobó recientemente un pago de $175 millones para el próximo año escolar, que según el distrito representa el 66% del requisito de contribución de la ciudad para los empleados de CPS.

“Durante nuestro tiempo en esta junta, la ciudad de Chicago se ha trasladado como nuevos gastos a CPS, oficiales de recursos escolares, guardias de cruce, Safe Passage y (el fondo de beneficios de los empleados municipales). Ahora, no discuto que estas son cosas que se usan en nuestras escuelas. El problema es que nos dan nuevos gastos y no tenemos la capacidad de obtener nuevos ingresos”, dijo Todd-Breland en la reunión de mayo.

“La ciudad está creando un déficit estructural o exacerbando nuestro propio déficit estructural en CPS al cambiar los gastos a CPS sin un (memorando de entendimiento) o algo por escrito sobre cómo se pagará porque, ya sabes, el dinero de COVID está contabilizado .”

CPS está en camino de gastar alrededor de $2.8 mil millones en ayuda federal por el COVID-19 durante seis años fiscales, que finalizarán en el otoño de 2024. El distrito ha dicho que este dinero se asignó para ayudar a los estudiantes a recuperarse de la pandemia.

La Junta de Educación de Illinois tiene hasta julio de 2023 para revisar el informe financiero de la Junta de Educación de Chicago y hacer recomendaciones a la Asamblea General sobre la capacidad de la junta para operar con los recursos financieros disponibles. La primera ola de miembros electos de la junta escolar está programada para ocupar su puesto en 2025.

tswartz@tribpub.com

  • Este texto fue traducido por Octavio López/TCA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.