Fiscal de la CPI insta a acabar con centros libios de detención arbitraria

·3  min de lectura

Naciones Unidas/La Haya, 17 may (EFE).- La fiscal jefa de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, instó este lunes a poner fin inmediatamente a los centros de detenciones arbitrarias en Libia, a que los mercenarios abandonen el país y a acabar con la impunidad de los delitos graves cometidos contra los migrantes en ese territorio.

En una declaración ante la CPI sobre su investigación sobre Libia, Bensouda aseguró que su equipo ha recopilado "información y pruebas creíbles sobre delitos graves presuntamente cometidos en centros de detención oficiales y no oficiales de Libia".

DETENCIONES ARBITRARIAS

"Estos crímenes, que incluyen torturas a gran escala, violencia sexual, tratos inhumanos y detenciones arbitrarias, han sido denunciados durante años pero, lamentablemente, hasta la fecha los autores no han rendido cuentas", dijo la fiscal.

Otros informes "creíbles" detallan la condena sumaria y la condena de civiles a largas penas de prisión, incluida la pena de muerte, por parte de los tribunales militares en el este de Libia tras la celebración de juicios secretos carentes de garantías de un juicio justo", añadió Bensouda en un comunicado.

Aseguró que "la escala de estos supuestos crímenes es grande", ya que según la misión especial de la ONU en Libia (UNSMIL) más de 8.850 personas están detenidas arbitrariamente en 28 prisiones oficiales de Libia bajo custodia de la Policía Judicial, y otras 10.000 personas están en otros centros de detención gestionados por las milicias y los grupos armados, incluidas unas 480 mujeres y 63 menores y niños.

Por ello, la fiscal instó a todas las partes del conflicto en Libia a que "pongan fin inmediatamente al uso de los centros de detención para maltratar y cometer crímenes contra civiles y personas fuera de combate" y al Gobierno de Unidad Nacional a que adopte medidas "urgentes" para poner fin a los delitos cometidos en esos locales y a investigar las denuncias de detenciones arbitrarias, torturas, confiscación de bienes, violaciones y otras formas de violencia sexual, incluso en las prisiones.

MERCENARIOS

La fiscal también consideró "preocupante" la información sobre las actividades de mercenarios y combatientes extranjeros en Libia, a quienes lanzó un llamamiento para que abandonen el país "sin demora" y les advirtió de los crímenes cometidos por ellos en el territorio libio "pueden caer bajo la jurisdicción de la Corte, sin importar la nacionalidad de las personas involucradas".

MIGRANTES

En lo que respecta a la victimización de migrantes, la Oficina ha reforzado concretamente la cooperación, la fiscal hizo un llamamiento a intensificar esfuerzos "para hacer frente a la impunidad de los delitos graves contra los migrantes en Libia".

"Los recientes informes sobre otro naufragio en la última semana de abril de 2021 que provocó la muerte de más de 100 migrantes, así como los informes sobre el abuso y la explotación continuos de los migrantes, subrayan la necesidad urgente de que las autoridades nacionales, los socios y los organismos intensifiquen sus esfuerzos para prevenir nuevas tragedias y delitos", dijo Bensouda.

"LA JUSTICIA RETRASADA ES JUSTICIA NEGADA"

Por último, la fiscal denunció que la falta de ejecución de las órdenes de detención y entrega de sospechosos emitidas por la CPI es un "importante escollo" para una justicia efectiva a las víctimas de los crímenes "atroces" cometidos en Libia, por lo que reclamó a las autoridades de este país y también a las egipcias a que las acaten para disipar el clima de "impunidad".

"La justicia retrasada es justicia negada. Las órdenes de detención de la CPI deben ejecutarse en el momento oportuno", afirmó.

(c) Agencia EFE