Coyotes ‘drogados’ se vuelven agresivos y atacan a tres personas en un parque

·3  min de lectura

ALGUNOS coyotes del Parque Stanley de Vancouver están actuando de manera muy agresiva con los visitantes, lo cual ha suscitado gran preocupación entre los funcionarios del espacio público.

En el hecho más reciente, en el transcurso de cuatro días, tres personas fueron atacadas por coyotes, cada una en un incidente del todo independiente.

Aun cuando podría haber muchos factores que estén provocando el comportamiento extraño de los coyotes, algunos expertos creen que las drogas podrían ser las culpables.

El primero de los tres incidentes recientes, el martes pasado, ocurrió cuando un coyote mordió la pierna de un niño de cinco años que caminaba con su familia. Por suerte, el niño solo tuvo lesiones menores, para las cuales recibió tratamiento médico.

También lee: ‘He entrenado a los perros de Jennifer López y Oprah, y sé de perros que viajan en aviones privados’

Al día siguiente, una mujer trotaba sola en el Parque Stanley cuando un coyote se le acercó por detrás y la atacó. A ella también la mordieron en la pierna y tuvo lesiones menores.

El viernes pasado, un hombre de 69 años fue víctima de un coyote en el tercer ataque. Como los otros, él caminaba por el parque cuando un coyote se le acercó y le mordió la pierna. El hombre recibió puntadas y se espera que se recupere.

En una entrevista con CTV News, Shelley Alexander, experta en coyotes y profesora en la Universidad de Calgary, explicó algunas teorías posibles de por qué los coyotes han exhibido tal “comportamiento anormal”, como lo plantea ella.

“El problema del Parque Stanley es más complicado que las situaciones normales”, explicó Alexander. “Siempre hay una constelación de eventos que llevan a estos”.

No te pierdas: Hombre casi muere tras insertarse una anguila viva para ‘curarse el estreñimiento’

Un factor plausible es la posibilidad de la “alimentación crónica” de los coyotes por parte de los humanos, ya que esto a menudo es una fuente de comportamiento agresivo en estos casos.

Sin embargo, Alexander también cree que los crecientes “campamentos de indigentes” en el parque podrían estar desplazando el hábitat de los coyotes. “Estos animales ahora han sido empujados a las áreas marginales donde están más en contacto con la gente y posiblemente entren en conflicto”, dijo Stanley.

Tal vez la más alarmante sea la teoría de que los ataques de coyotes se pudieran atribuir a las drogas. “El [comportamiento] de algunos de estos individuos sugiere que han ingerido toxinas o drogas, posiblemente opioides”, comentó. “También hay un indicio de que estos animales hayan sido víctimas de abusos”.

Te interesa: León que mató y se comió a tres niños será reubicado lejos de asentamientos humanos

La experta añadió: “Estamos viendo un [comportamiento] anormal, pero la clave es… han perdido la inhibición de morder”. Alexander continuó diciendo que “esta ya no es una situación que se podría considerar como un escenario de coexistencia” entre coyotes y humanos.

Después de los ataques, el Servicio de Conservación de Columbia Británica publicó una declaración en Facebook, instando “encarecidamente al público a alejarse del Parque Stanley”.

“Si estás en el parque ten mucha precaución, ya que hay un alto riesgo de encontrar a un coyote agresivo, sobre todo durante el amanecer o el atardecer, cuando los coyotes tienden a ser más activos”, añadió el servicio. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.