El producto que se volvió difícil de conseguir en las farmacias con la suba de casos de Covid

·7  min de lectura
Crece la demanda de los autotest para determinar si se está infectado de Covid
silvana colombo

Con la nueva suba de contagios de Covid-19 en curso, reaparecen las consultas en las farmacias por los autotests y es difícil conseguirlos. Mientras tanto, los laboratorios de análisis clínicos esperan que en los próximos días pueda darse un aumento de la demanda de tests rápidos y pruebas diagnósticas por PCR.

Las droguerías tienen stock y los proveedores también. Lo que puede estar sucediendo es que la farmacia que haya buscado tener un stock para una demanda que no fue tal [hacia el final de la última ola], ahora tome más previsiones y espere para ver si le piden el test de autoevaluación”, dice Ricardo Pesenti, integrante del consejo directivo de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA).

El vocero de la entidad, en la que participan los propietarios de las farmacias, agrega ante la consulta de LA NACION que “el movimiento del stock fue mucho más lento” desde que pasó la última ola de casos del verano. “Ahora –continúa–, de muy pocos tests de autoevaluación dispensados, unos 200 por día, hasta hace casi 15 días, se están dispensando alrededor de 2000.”

Informe: por qué hay pocos licenciados en enfermería en la Argentina y qué impacto tiene en el sistema de salud

Explica que, al haber poca demanda, las droguerías, que son las intermediarias con el laboratorio productor o el importador, “estaban más reticentes también a tener mucho stock y, lo mismo, las farmacias”. Pero afirma que la mercadería, por los autotests que había autorizado Anmat, la tienen los laboratorios que importaron sus productos y, si hay faltante, las farmacias que soliciten el producto lo van a conseguir.”

Resultados orientativos

Ya las autoridades sanitarias habían aclarado que los resultados de los autotests son “orientativos” y así también se aclara en el prospecto. No tienen “valor diagnóstico concluyente”, había definido el Ministerio de Salud de la Nación al habilitar su libre comercialización al dispararse la demanda de testeos en el país en el verano pasado en los centros y las unidades móviles disponibles.

“Si la persona no tiene síntomas o si la carga viral es baja (lo que puede ocurrir durante los días iniciales o finales de la infección) el [virus] SARS-CoV-2 puede ser no detectado por el test, por lo que un resultado negativo no descarta la infección”, se advirtió, también, a la población.

“En un primer momento, coincidió la aparición [de los autotests] para la venta al público con la bajada estrepitosa de los casos del verano, en la última ola, por lo que no sabemos si la disminución de la demanda de testeos ocurrió por la disminución de los contagios o la aparición de las pruebas de autoevaluación”, explica María Cecilia López, presidenta de la Confederación Unificada Bioquímica de la República Argentina (Cubra).

Los autotest de Covid se comenzaron a comercializar durante el verano pasado cuando se registró la última ola de contagios
silvana colombo


Los autotest de Covid se comenzaron a comercializar durante el verano pasado cuando se registró la última ola de contagios (silvana colombo/)

También en diálogo con LA NACION, refiere que, en las provincias no es un producto muy demandado porque las personas eligen ir al laboratorio de análisis clínicos y no encargarse de tener que informar el resultado.

“En general, la población sigue prefiriendo ir a un laboratorio donde personal capacitado le toma la muestra, le informan el resultado y lo notifican a las autoridades sanitarias”, pondera López. “La mayor movilidad y la relajación de las medidas de cuidado hace que, aparentemente, vuelvan a subir los contagios. En los laboratorios estamos equipados con tests rápidos y PCR para soportar la demanda de testeos que, en teoría, aumentaría en los próximos días –agrega–. Va comenzando a aparecer lentamente esa demanda.”

De más de una decena de tests rápidos disponibles, los que la Anmat autorizó para la venta libre en farmacias y autoevaluación (sin intervención de un profesional bioquímico) son los que comercializa Jayor, una de las dos firmas que inscribieron en la autoridad regulatoria el producto Immunobio (Hangzhou Immuno Biotech CO Ltd), que también importa de China la firma argentina Vyam Group SRL, como ya había publicado LA NACION. Los otros cuatro son los de Abbott, Roche y el laboratorio rosarino Wiener, además de un quinto con la importación a cargo de la firma Asserca.

Desde el 1° de febrero pasado, cuando se empezaron a comercializar, las farmacias notificaron al sistema nacional de vigilancia epidemiológica a través del Sistema de Autorizaciones Farmacéuticas (Siafar) la dispensa de 112.000 autotests. El Siafar lo coadministra la COFA con la Federación de Farmacias de la República Argentina (Fefara) y la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (Facaf). Al momento de la compra, el cliente tiene que firmar una declaración jurada en la que se compromete a informar el resultado del test dentro de los siete días posteriores.

Ante la consulta, Pesenti precisa que el 24,5% de los tests dispensados en los últimos 10 días tuvo un resultado positivo para Covid, mientras que en el 73,42% de los casos fue negativo y, en el 2,08%, inválido. No se pudo contar con la cantidad total de pruebas de la que surgen esos datos.

“El 54% de los resultados los informa el paciente al sistema [a través de una app] y el 46% lo hace la farmacia por contactar al paciente –dice el representante de la COFA–. Es importante que los pacientes carguen [el resultado] con su DNI y número de serie del test en autotestfarmacia.org.”

Recorrida por farmacias

Ayer, en una recorrida por farmacias porteñas y algunas localidades bonaerenses vecinas, había que caminar para conseguir estos productos. A la redonda del cruce de las avenidas Montes de Oca y Suárez, en el barrio de Barracas, uno de tres locales tenía disponibilidad.

Más al centro de la ciudad, a la altura del Obelisco, en el local de una cadena aclararon que no ofrecen el producto y, en el de otra cadena, explicaron que había faltante. En una farmacia sobre Carlos Pellegrini a pasos de la avenida Corrientes indicaron que directamente no consiguen el producto para sus dos sucursales. En Lavalle al 1100, había disponibilidad a $1699 el test.

En las farmacias cerca de la Plaza Miserere, en la zona de Once, coincidían en que las droguerías no les estaban entregando el producto o, directamente, que no lo comercializaban. Lo mismo ocurrió en tres comercios del barrio de Liniers, sobre la avenida Rivadavia, entre el 8800 y el 9900, ya del lado bonaerense.

Las personas que adquieren los autotest tienen que firmar una declaración jurada en la farmacia en la que se comprometen a informar el resultado de la prueba
silvana colombo


Las personas que adquieren los autotest tienen que firmar una declaración jurada en la farmacia en la que se comprometen a informar el resultado de la prueba (silvana colombo/)

También hubo que caminar por los alrededores del Instituto de Oncología Ángel Roffo, en las avenidas San Martín y Francisco Beiró, del barrio de Agronomía, para dar con estas pruebas. De tres farmacias vecinas, una ubicada en Beiró al 3100 tenía stock y a $1650 la unidad.

En Plaza Italia, pleno barrio de Palermo, una farmacia tenía disponibilidad a $1800 cada test y, en otra, dijeron que tenían faltante. Esto fue en las cuadras que van entre el 4000 y el 4400 de la avenida Santa Fe. En cambio, cinco cuadras a la redonda de las avenidas Callao y Corrientes, tres farmacias tampoco tenían stock, como explicaron en otro local de una cadena que recién está empezando a recibir unidades y distribuiría en los próximos días a sus sucursales, tras un faltante de productos.

Más cerca de la avenida Cabildo y Juramento, del barrio de Belgrano, en una de las farmacias recomendaron caminar unas ocho cuadras hasta la avenida Congreso al 2400; en esa zona, el valor del test era de $1650.

Con la llegada de los autotests a las farmacias, según recuerda López, se suspendió el ingreso de tests rápidos para uso profesional en los laboratorios de análisis clínicos por decisión comercial de algunos proveedores. A eso, le siguió un aumento del costo en dólares de los reactivos para las pruebas por PCR.

“Pero, en estos momentos, en los laboratorios tenemos insumos suficientes para hacerle frente a un posible aumento de la demanda de la población”, sostiene la bioquímica.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.