Covid: el Senado bonaerense aprobó la ley que permite a Axel Kicillof la compra de vacunas

·4  min de lectura
Kicillof junto a Bianco y Gollán, en la conferencia de prensa del 30 de abril donde anunciaron la nueva fase de la cuarentena
Kicillof junto a Bianco y Gollán, en la conferencia de prensa del 30 de abril donde anunciaron la nueva fase de la cuarentena

La Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires sancionó hoy la ley que autoriza al gobernador Axel Kicillof a comprar vacunas contra el coronavirus para “fortalecer” la campaña de vacunación ante el incremento de contagios en el marco de la segunda ola del virus.

La iniciativa, aprobada la semana pasada en Diputados, fue sancionada esta tarde por unanimidad en el Senado, en el marco de una sesión especial a la que convocó la vicegobernadora provincial, Verónica Magario.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La iniciativa faculta al Poder Ejecutivo bonaerense, a través de los Ministerios de Salud y Jefatura de Gabinete, “a adoptar medidas tendientes a la adquisición de vacunas durante la vigencia de la emergencia sanitaria, declarada mediante Decreto N° 132/2020, ratificado y prorrogado”.

La norma establece también que los contratos a firmarse deberán tener el aval de la Asesoría General de Gobierno, la Contaduría y la Fiscalía de Estado y, una vez firmados, deberán informarse a la Comisión Bicameral de Seguimiento y Fiscalización de la Emergencia, que funciona en la Legislatura provincial.

Allí se estableció que el informe deberá ser cada 60 días y que la Comisión tiene facultades para solicitar las cláusulas de confidencialidad de los contratos en los casos en que estas existan.

En sus fundamentos, el proyecto enviado por el gobernador, expresa que en el contexto actual “se presenta como imprescindible dotar al Poder Ejecutivo (bonaerense) de las facultades que resulten necesarias para contribuir a mejorar la disponibilidad de dosis, estableciendo el marco jurídico que demanda esta clase de transacciones en el mercado internacional”.

Se prevé, de este modo, facultar al Ejecutivo a iniciar negociaciones y celebrar contratos (incluyendo la moneda extranjera) que resulten necesarios para la adquisición de vacunas.

Con ese propósito, se propone admitir legislativamente que tales contratos contengan cláusulas de confidencialidad y condiciones de indemnidad patrimonial o prórroga de jurisdicción en los casos de litigio judicial.

Los dichos de Bianco sobre las negociaciones

Esta mañana, el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, había recordado que solo “las negociaciones oficiales” son las que pueden avanzar en las compras de dosis contra el coronavirus y cuestionó la presencia de intermediarios a los que consideró “mercachifles” que ofrecen vacunas y “mienten” con precios y cifras “desorbitantes”.

Hasta la fecha hemos entablado no menos de 20 contactos para conseguir otras vacunas, los únicos promisorios para avanzar de manera seria, razonable y responsable; somos funcionarios públicos que tenemos responsabilidad penal por nuestros actos”, dijo hoy Bianco en una conferencia de prensa ofrecida en la Gobernación bonaerense, en la que remarcó que “las negociaciones oficiales” son las únicas que pueden avanzar en la compra de vacunas.

En ese sentido, advirtió: “Andan pululando por todos lados intermediarios, en algunos casos más serios y en otros, lisa y llanamente mercachifles, que dicen tener vacunas, que mienten con las cifras, con precios desorbitantes”.

“No dejamos de hablar con ninguno, hemos hecho hasta videconferencias, podría contar anécdotas divertidas con esos contactos que hemos tenido”, agregó Bianco tras la polémica suscitada días atrás con la declaración del entrenador Matías Ameyda, quien reside en Estados Unidos, y expresó su interés en comprar vacunas para proveerlas al distrito de Azul.

En los últimos días hubo polémica sobre algunas personas que tenían la buena disposición, y eso habla muy bien, pero muchas veces algún tipo de intermediario o contacto no son nada serios, y hay que tener en cuenta que para poder avanzar en la compra de una vacuna que está aprobada bajo situación de emergencia hay que firmar una serie de acuerdos”, remarcó el jefe de Gabinete.

Precisó que se trata de acuerdos de confidencialidad, de provisionamiento, de vigilancia farmacológica, y de control de calidad y, dijo que “para eso es necesario revisar todo” porque “no son cafiaspirinas ni curitas”.

“Está muy bien la buena intención y todo suma en multiplicar la cantidad de vacunas disponibles, pero somos funcionarios públicos tenemos responsabilidades penales y hay que hacer las cosas de forma seria y razonable, sino pareciera que cualquiera puede comprar vacunas en cualquier lado y hoy no es así”, indicó.

Aseguró que el Gobierno bonaerense continúa trabajando en la posibilidad de tener las vacunas de todos los orígenes y que lo hace “de forma coordinada con las autoridades del Gobierno nacional”.

Subrayó que en la actualidad se mantienen negociaciones con “seis laboratorios” para la “obtención de vacunas”, mientras se aguarda la aprobación de una ley que permitirá “eventualmente avanzar” en esos acuerdos.

“Las (vacunas) que negociamos siempre son elevadas al Gobierno nacional y lo trabajamos en conjunto”, apuntó.

Con información de la agencia Télam

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.