Covid en el Reino Unido: el brote de Ómicron obliga a una reorganización de la sociedad

·1  min de lectura

En el Reino Unido, donde la propagación de Ómicron comenzó un poco antes que en Francia, el gobierno no prevé nuevas restricciones por el momento. Pero el ritmo de la infección está empezando a afectar el funcionamiento de distintos sectores de la sociedad, empezando por la administración pública.

De nuestra corresponsal en Londres, Emeline Vin

ScotRail, la compañía ferroviaria escocesa, está introduciendo horarios reducidos en buena parte de sus rutas desde este martes 4 de enero hasta finales de mes para limitar los retrasos, las cancelaciones y las incertidumbres relacionadas con la ausencia de más del 6% de los empleados debido a Covid. En otros lugares de Inglaterra, por las mismas razones, se ha suspendido parcial o totalmente la recolección de residuos.

Estas medidas son el último ejemplo del impacto de Ómicron en la sociedad británica: durante casi dos semanas, las infecciones han superado las 100.000 diarias, lo que ha supuesto un mayor tiempo de inactividad laboral para los pacientes y sus contactos. Según la Oficina del Primer Ministro, hasta una cuarta parte de los empleados de la administración pública podrían no poder trabajar en breve.

El resto del Ejecutivo tiene que poner en marcha planes de contingencia para limitar los trastornos. El ministro de Educación ya ha respondido a la llamada: cuando este martes comiencen las vacaciones de Navidad, los colegios podrán "fusionar" clases para suplir la falta de profesores y evitar el cierre de centros educativos. Las restricciones actuales se revisarán el miércoles.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.