Covid: la provincia donde el 10% de los docentes rechazó vacunarse

·3  min de lectura
Mendoza avanza con la vacunación de los docentes, pero más de 5000 rechazaron inocularse
Mendoza avanza con la vacunación de los docentes, pero más de 5000 rechazaron inocularse

MENDOZA.– Mientras en esta provincia se busca avanzar con el plan de vacunación contra el Covid-19 para la población en general, con dosis que llegan a cuentagotas, hay un dato que preocupa y que tiene como protagonistas a los principales actores del sistema educativo: más de 5000 docentes, de todos los niveles escolares, rechazaron recibir la inoculación contra el coronavirus.

Coronavirus. ¿Por qué mueren personas que fueron vacunadas con las dos dosis?

Así lo confirmaron a LA NACION fuentes de la Dirección General de Escuelas (DGE) y del Ministerio de Salud, quienes se mostraron sorprendidos por la decisión tomada por este importante grupo de trabajadores de la educación, que representa al 10% del total.

Esta situación puede ser revertida, ya que la persona puede cambiar de opinión; incluso, algunos están siendo contactados por el Poder Ejecutivo local para “invitarlos” y “tomar conciencia” de la importancia de recibir la vacuna, y habrían accedido a recibir los sueros.

Más de 35.000 docentes y no docentes fueron vacunados en Mendoza
Más de 35.000 docentes y no docentes fueron vacunados en Mendoza


Más de 35.000 docentes y no docentes fueron vacunados en Mendoza

“Se desconocen los motivos, pero principalmente ha sido por miedo y temor, sobre todo por lo que ocurrió cuando empezaron a llegar las vacunas, que se generó desconfianza. Es un trabajo muy duro el que se hace día a día, y ahora estamos con la concientización para lograr que se vacunen”, indicaron desde la cartera sanitaria. “También entendemos que, en menor medida, el rechazo se debe a alguna contraindicación médica”, indicaron desde la DGE.

Declaraciones juradas

Las posturas de cada uno de estos trabajadores, entre personal docente y no docente, han quedado plasmadas en una declaración jurada en el sistema de Gestión Educativa Mendoza desde que se inició la campaña de vacunación en el sector de la educación a comienzos de marzo y a medida que se van realizando los llamados para la aplicación de las dosis, según el cronograma oficial.

Según los datos a los que accedió LA NACION, ya son 5166 los trabajadores de los diferentes niveles educativos que optaron por negarse a ser inoculados contra el patógeno que tiene en vilo al mundo.

Asimismo, desde la DGE aclararon que las personas que decidieron no vacunarse, e incluso pertenecen a algún grupo de riesgo, pasarán a estar en “igualdad de condiciones laborales” que aquellos que ya fueron inoculados; esto es, cuando se los convoque para las clases presenciales en caso de que aún no les haya tocado, teniendo en cuenta que Mendoza, como la ciudad de Buenos Aires, decidió que las escuelas se mantengan abiertas, combinando con el sistema virtual. De todas maneras, si presentan factores de riesgo, y teniendo en cuenta las bajas temperaturas, no hay una disposición que los obligue a retornar a las aulas.

Buscarán que los docentes que declararon no querer vacunarse, finalmente lo hagan
Buscarán que los docentes que declararon no querer vacunarse, finalmente lo hagan


Buscarán que los docentes que declararon no querer vacunarse, finalmente lo hagan

En paralelo a este escenario que no deja de llamar la atención de las autoridades, suman más de 35.000 los docentes vacunados, de los cuales más de 15.000 tienen las dos dosis; esto representa más del 60% del personal y un 25% con el esquema completo de inmunización. En tanto, esta semana se programarán nuevos operativos para los que aún no han podido recibir la vacuna. El fin de semana que pasó fueron inoculados más de 5000 educadores y celadores mayores de 30 años en el estadio Arena Aconcagua, en su mayoría provenientes de escuelas de Capital, Godoy Cruz, Las Heras, Guaymallén, Luján y Maipú, de todos los niveles y modalidades obligatorios.

Desde que la enfermedad llegó a esta provincia, se registraron más de 124.000 casos de coronavirus. En tanto, se produjeron más de 2800 fallecimientos. La ocupación de camas de terapia intensiva supera el 85%, mientras que se observa una lenta disminución en los contagios: en los últimos días, la tasa de positividad pasó de un 34% promedio a menos del 30%.