COVID: Polémica fiesta navideña de republicanos deja un contagiado en Nueva York

Josh Marcus
·3  min de lectura
<p>El alcalde de Nueva York amenazó con imponer multas por este evento</p> (Getty Images)

El alcalde de Nueva York amenazó con imponer multas por este evento

(Getty Images)

Al menos una persona que asistió a la fiesta de Navidad de un club republicano de la ciudad de Nueva York fue hospitalizada, después de que el evento se volviera literal y figurativamente viral por un video que mostraba a los asistentes sin máscara bailando en una línea de conga con música de los BeeGees.

James Trent, quien asistió a la fiesta del Whitestone Republican Club, le dijo al Queens Daily Eagle, que dio a conocer la historia, que comenzó a sentir síntomas dos días después del evento del 9 de diciembre.

“No estaba en la línea de la conga. Yo comí solo”, declaró. "No sé cómo adquirí esto".

Espera ser dado de alta de un hospital de Manhasset, Nueva York, el jueves.

"Fue un momento maravilloso y una gran fiesta, pero no estoy feliz de haberme enfermado", añadió.

Los funcionarios públicos de Nueva York no estaban contentos con la fiesta. En el momento del evento, que tuvo lugar en la pista de baile de un restaurante, el estado promediaba 10,400 casos nuevos por día. Los restaurantes estaban abiertos a capacidad reducida, pero los neoyorquinos debían usar máscaras excepto cuando estaban sentados en una mesa.

"Vi el video", dijo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, al periodista de NY1 Zack Fink. "Las líneas COVID de conga no son inteligentes. Esa es mi posición oficial. Por qué harías una línea COVID de conga sin usar máscara en medio de una pandemia, desafía la explicación lógica".

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, también criticó el evento y señaló que las autoridades estaban investigando y considerando imponer multas.

“Hemos estado dando multas realmente serias de hasta 15,000 dólares a las personas que organizan eventos o albergan eventos. Seguiremos haciendo eso”, expresó de Blasio a NY1. "Entonces, estoy seguro de que el alguacil y otras agencias de la ciudad harán un seguimiento", agregó.

A pesar de la evidencia en video de que violaron flagrantemente las reglas, tanto el restaurante que organizó el evento, Il Bacco, como el Whitestone Republican Club negaron haber actuado mal.

"Los adultos tienen el derecho absoluto de tomar sus propias decisiones, y claramente muchos optaron por interactuar como humanos normales y no como zombis paranoicos con trajes para materiales peligrosos", escribió el club en su Facebook. "Por alguna razón, esto es controvertido para las personas que creen que es su trabajo decirnos qué hacer".

"Esa fiesta no fue en absoluto una violación", dijo al Eagle la propietaria de Il Bacco, Tina Marie Oppedisano. "Hicimos exactamente lo que nos dijeron".

La línea conservadora de la conga incluyó a funcionarios como el excandidato a la Asamblea de Queens, James Martinosky, y la actual candidata al Concejo Municipal, Vickie Paladino, pero están lejos de ser los únicos políticos que ignoran las pautas de la pandemia.

Ya sea una fiesta repleta de estudiantes conservadores en el club Mar-a-Lago de Donald Trump, o el gobernador demócrata de California, Gavin Newsom, que asistió a un evento en un restaurante francés para el cumpleaños de un amigo, la pandemia no ha impedido que los políticos del mundo festejen.

Relacionados

COVID: Trump culpa a los estados por la lentitud en la vacunación

Estados Unidos registra su primer caso de la variante del COVID-19

Número de muertos por coronavirus en Florida hoy