COVID en la Megalópolis: CDMX, Edomex, Morelos, Puebla e Hidalgo aumentan hospitalizaciones

Andrea Vega (@EAndreaVega)
·6  min de lectura
Una mujer es ingresada a la Unidad Operativa de Hospitalización Temporal Covid-19 "El Chivatito".
Una mujer es ingresada a la Unidad Operativa de Hospitalización Temporal Covid-19 "El Chivatito".

En la zona centro de México, los ingresos a los hospitales siguen al alza, aun cuando las autoridades del sector salud implementaron medidas para restringir la movilidad y frenar las cadenas de contagio. Se espera que la epidemia descienda hasta mediados de enero, pero solo si la población respeta el confinamiento.

La Secretaría de Salud federal reportó este 29 de diciembre que en la Ciudad de México, la ocupación en camas de hospitalización general es de 87%. Solo hay en la capital del país una disponibilidad de 13%.

Leer más: México supera las 123 mil muertes por COVID y registra nuevo pico de hospitalizaciones

En la conferencia matutina del presidente de este martes, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, confirmó que la capital del país es la entidad donde se registra la mayor intensidad epidémica y por consiguiente la de mayor ocupación hospitalaria.

“Resta todavía una reserva de 13%. Se está ampliando esta capacidad hospitalaria. En las últimas dos semanas hemos logrado casi duplicar la cantidad de camas disponibles”, aseguró. Aun así, el curso de la segunda ola de contagios en la capital del país ha sido tan fuerte que pese a ese trabajo, la mayoría de las camas en los hospitales están ocupadas.

En camas con ventilador, la ocupación hospitalaria en la Ciudad de México es de 84%, lo que representa un crecimiento de 10% entre la semana epidemiológica 50 y la 51 (del 13 al 19 de diciembre).

El subsecretario de Salud precisó al respecto que en la capital hay hospitales completos, como el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), que están destinados a personas críticamente enfermas”. En estas instituciones se atiende casi de forma exclusiva a quienes necesitan intubación.

En este punto, el funcionario aprovechó para enfatizar que no toda persona que ingrese a un hospital va a necesitar soporte ventilatorio.

“Hemos detectado distintas razones por las que las personas tardan en llegar a los hospitales. Una muy importante es el temor a ser intubado. Pero si las personas se esperan, es mucho más probable que lleguen en una condición crítica y entonces terminarán intubadas. Si acuden antes, todavía hay intervenciones que se pueden hacer, como oxigenación sin intubación, no invasiva”.

Entérate: En enero podría haber casi el doble de hospitalizaciones en CDMX, se necesitarían 9,512 camas

El subsecretario de salud informó que de la semana epidemiológica 50 a la 51 hubo ya una reducción de contagios, al pasar de alrededor de 27 mil casos estimados a aproximadamente 24 mil. “Es alentador, aunque las defunciones y las hospitalización aun no disminuyen”, advirtió.

El Estado de México también tiene ya una semana con reducción en la intensidad epidémica. El número de casos estimados pasó de alrededor de 27 mil a 24 mil, pero la ocupación en camas de hospitalización general está en la entidad en 80% y la de camas con ventilador en 75%, lo que representa un incremento de 14%. Las defunciones también siguen a la alza.

Hospitales emblema de la lucha contra COVID en la entidad como el Hospital General Regional 72 del IMSS, en Tlalnepantla, y el 71, en Chalco, continúan a tope.

El 18 de diciembre, el Estado de México, pasó junto con la Ciudad de México a semáforo rojo. Así permanecerá hasta el 10 de enero. Todas las actividades no esenciales deben permanecer cerradas. Pese a eso, en municipios como Tlalnepantla, Atizapán y Naucalpan se ha registrado un intenso tráfico vehicular y largas filas en los supermercados.

En el caso de Hidalgo, el estado tiene también una semana con disminución en casos estimados, al pasar de casi mil 400 a poco más de mil 200. Aunque las defunciones continúan a la alza, lo mismo que las hospitalizaciones: la ocupación en camas generales es de 71% y la de camas con ventilador de 50%, un aumento de 7%.

En Hidalgo, el gobierno emitió medidas reforzadas de prevención y contingencia sanitaria que entraron en vigor el 22 de diciembre, entre estas están el regreso del hoy no circula y el cierre parcial de comercios que no son de primera necesidad, así como la implementación de la ley seca.

Medios locales reportaron que estas medidas no impidieron que los ciudadanos salieran de compras para la cena de Nochebuena y el recalentado de Navidad. Aunque calles y avenidas de la capital del estado sí tuvieron un menor tránsito vehicular.

Morelos no ha logrado frenar el incremento de casos. La entidad declaró apenas el 23 de diciembre que pasaba a semáforo rojo. Todas las actividades no esenciales se vieron entonces forzadas a cerrar.

En este estado, de la semana epidemiológica 50 a la 51 se pasó de alrededor de 450 a 500 casos estimados de COVID, en tanto que la ocupación de camas con ventilador en los hospitales creció 9% para llegar hasta 43%. La ocupación en camas de hospitalización general está ya casi en la mitad, con 49%.

Apenas dos días antes de que se decretara el semáforo rojo, medios locales reportaron que los habitantes de Cuautla, habían abarrotado centros comerciales para hacer compras navideñas o ingresar a los restaurantes. Con el cierre forzoso de estos lugares, la gente pasó a hacer largas filas para ingresar a los supermercados.

Puebla, otro estado de la megalópolis, lleva tres semanas con una meseta alta de casos estimados que ronda los mil 800. En los hospitales, la ocupación de camas con ventilador se ha incrementado 2% para llegar a 29% y en camas de hospitalización general, la ocupación aumentó 10%, para alcanzar ya el 47%.

El 21 de diciembre, el gobierno del estado anunció nuevas medidas para evitar más contagios, como aforo en los restaurantes de solo 25%, cierre de centros comerciales 24, 25, 30 y 31 de diciembre, además de 7 y 8 de enero de 2021, así como cierre del comercio en la zona metropolitana de Puebla y en el Centro Histórico.

De los estados que conforman la megalópolis, solo Querétaro lleva tres semanas con un descenso importante en el número de casos estimados, al pasar de alrededor de 2,600 en la semana 49 a unos 1,700 en la semana 51. Pero el descenso en la ocupación de camas con ventilador apenas alcanzó el 1% de reducción para quedar en 46%. En tanto que la ocupación en camas de hospitalización general sigue a la alza, con 3% de incremento, para llegar a 50%.

Un estado que no pertenece a la megalópolis, pero que es su vecino sigue también con un embate fuerte de la epidemia, Guanajuato, entidad en donde el gobierno local decidió declarar el semáforo rojo.

Llevan dos semanas con reducción de casos estimados, al pasar en la semana 49 de alrededor de 5 mil a 4 mil en la semana 51. Aunque, en el estado aún no se reducen las hospitalizaciones: la ocupación en camas generales es de 70% y en camas con ventilador de 32%, lo que significa un incremento de 4%.

El subsecretario de Salud pidió a los habitantes de esta zona central del país que respeten las medidas sanitarias y de confinamiento para poder reducir la segunda ola de contagios fuertes de la epidemia de COVID. También alertó a la población, sobre todo a quienes tienen factores de riesgo como diabetes, hipertensión u obesidad a acudir de forma temprana a los hospitales.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo COVID en la Megalópolis: CDMX, Edomex, Morelos, Puebla e Hidalgo aumentan hospitalizaciones apareció primero en Animal Político.