COVID: Inglaterra prohíbe la venta de alcohol y comida para llevar hasta febrero

Andrew Woodcock
·2  min de lectura
<p>Boris Johnson anunció las nuevas medidas en un mensaje televisivo</p> (PA)

Boris Johnson anunció las nuevas medidas en un mensaje televisivo

(PA)

Las comidas para llevar y las entregas de alcohol estarán prohibidas desde mañana hasta mediados de febrero en Inglaterra, mientras Boris Johnson toma medidas drásticas contra la convivencia social bajo el nuevo régimen de confinamiento.

Todos los restaurantes, bares y otros entornos de hostelería deben cerrar sus puertas a los clientes a partir de mañana, según las nuevas reglas anunciadas por el primer ministro en un comunicado televisado este lunes.

Pese al endurecimiento de las restricciones impuestas en el nivel 4 del sistema regionalizado, los restaurantes podían vender comida para llevar o entregar, pero no se permitía la venta de alcohol.

Se entiende que la prohibición se debe a la preocupación de que los clientes que compran alcohol para llevar en los bares se reúnen con amigos cercanos para beber.

Todos los negocios no esenciales, como los de cuidado personal (peluquerías y salones de bellezas), cerrarán bajo las nuevas medidas, las cuales se esperan que permanezcan por lo menos hasta el 15 de febrero.

Las tiendas que se consideren esenciales, como las de alimentos y farmacias, podrán permanecer abiertas como en las restricciones anteriores por el COVID-19.

Emma McClarkin, directora ejecutiva de la British Beer & Pub Association, dijo: "Un tercer confinamiento es otro golpe para nuestro sector, particularmente después de que se ha enfrentado a una Navidad y un Año Nuevo abismalmente tranquilos, en los que muchos bares permanecieron cerrados en la que es su época de mayor ventas.

“El anuncio de hoy se suma a los problemas de los bares, ya que muestra que están muy lejos de reabrir correctamente. El camino hacia la recuperación del sector de los bares acaba de hacerse más largo.

“Dadas las circunstancias, una ola de quiebras comerciales es inminente a menos que se brinde un mayor paquete de apoyo financiero del Gobierno para asegurar los bares y las cervecerías que los abastecen.

Relacionados

COVID: Escocia ordena un confinamiento durante todo el mes de enero

Vacuna de Oxford y AstraZeneca llega a hospitales del Reino Unido

COVID: Reino Unido extiende sus medidas restrictivas por la pandemia