COVID: Escocia ordena un nuevo confinamiento durante todo el mes de enero

Andrew Woodcock
·3  min de lectura
<p>Las personas solo podrán dejar sus casas para realizar actividades esenciales</p> (Getty Images)

Las personas solo podrán dejar sus casas para realizar actividades esenciales

(Getty Images)

Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia, ha anunciado nuevas reglas de confinamiento, vigentes desde la medianoche de esta noche hasta fines de enero, con un requisito legal para que todos en Escocia continental se queden en casa excepto para fines esenciales.

La primera ministra anunció que las escuelas y las guarderías permanecerán cerradas hasta el 1 de febrero, en lugar del 18 de enero como estaba previsto, y los alumnos tomarán clases en línea.

El anuncio de Sturgeon, en una sesión de emergencia del Parlamento escocés, se produjo cuando Boris Johnson se resistió a los pedidos de un confinamiento en Inglaterra en medio de cifras crecientes de infecciones, hospitalizaciones y muertes provocadas por la nueva variante virulenta de COVID-19.

Sturgeon declaró que era esencial actuar ahora para evitar que las tasas de infección se disparen a los niveles que se ven actualmente en Londres y el sureste de Inglaterra.

“Nuestro deber principal ahora es actuar rápidamente para salvar vidas y proteger el NHS”, dijo. “El retraso o la evasión ante este virus casi siempre empeora las cosas, no mejoran, incluso si se debe a un deseo comprensible de esperar más datos”.

Sturgeon afirmó que las nuevas restricciones se aplicarán a toda Escocia continental, que actualmente se encuentra en el nivel 4, mientras que las áreas insulares, además de Skye, permanecerán en el nivel 3 "por ahora". Los controles se mantendrán bajo revisión, pero señaló que no podía descartar que se extendieran más allá de fines de enero.

El "consejo fundamental" es que todos se queden en casa, y los escoceses solo pueden salir para fines esenciales, como compras esenciales, ejercicio y ser parte de una familia extendida.

Incluso si salen de la residencia, deben “permanecer lo más cerca posible de casa y alejarse de los lugares concurridos”, mencionó la primera ministra.

El trabajo solo será tratado como una excusa razonable para salir de casa si no se puede hacer dentro de ella.

Sturgeon pidió a todas las empresas que "revisen sus operaciones y se aseguren de que todas las funciones que pueden realizar las personas desde casa se estén realizando de esa manera".

Se aconseja a las personas que necesitan protegerse debido a condiciones de salud subyacentes que no vayan a trabajar en absoluto, y la primera ministra indicó que esta guía actuaría como una "nota" válida que autoriza la ausencia en el lugar de trabajo.

Sigue siendo cierto que nadie está autorizado a viajar dentro o fuera de Escocia, excepto con fines esenciales.

Las restricciones separadas que entrarán en vigencia el viernes cerrarán todos los lugares de culto durante enero para todos los propósitos, excepto para transmitir un servicio o realizar un funeral, boda o sociedad civil.

Hasta 5 personas podrán asistir a bodas y ceremonias de unión civil y 20 personas podrán estar presentes en los servicios funerarios, pero los velorios están prohibidos durante este mes.

Sturgeon dijo a la asamblea de Holyrood: “Sé que las próximas semanas serán increíblemente difíciles.

“Lamento pedir más sacrificios, después de nueve largos meses de ellos. Pero estos sacrificios son necesarios.

“Y la diferencia entre ahora y el pasado mes de marzo es que, con la ayuda de las vacunas, ahora tenemos la confianza de que allanarán el camino hacia días más brillantes. Así que, por el bien y la seguridad de todos, por favor, quédense en casa".

Relacionados

Vacuna de Oxford y AstraZeneca llega a hospitales del Reino Unido

Personal del NHS exhausto mientras se enfrentan a tiempos duros en GB

COVID: Reino Unido extiende sus medidas restrictivas por la pandemia