Por COVID, Canadá prohíbe vuelos desde India y Pakistán

ROB GILLIES
·2  min de lectura
El premier de Ontario, Doug Ford, a la izquierda, recibe del farmacólogo Anmol Soor una vacuna de AstraZeneca-Oxford contra el COVID-19, en el establecimiento Shoppers Drug Mart, en Toronto, el viernes 9 de abril de 2021. (Nathan Denette/The Canadian Press vía AP)

TORONTO (AP) — Canadá anunció el jueves que no permitirá la llegada de vuelos comerciales procedentes de India y Pakistán durante 30 días debido a un aumento en los casos de COVID-19 en aquella región.

La medida entrará en vigor el jueves en la noche, dijo el ministro del Transporte, Omar Alghabra, horas después de que India reportara más de 314.000 infecciones en las últimas 24 horas. Sí se permitirá la llegada de vuelos de carga procedentes de ambos países.

La ministra de Salud Patty Hajdu dijo que la mitad de las personas que están arrojando positivo a coronavirus después de llegar vía aérea a Canadá proceden de la India. Los vuelos desde la India representan alrededor de una quinta parte del tráfico aéreo del país.

También se ha presentado un número desproporcionadamente alto de casos positivos entre aquellos que llegan en vuelos procedentes de Pakistán, añadió la funcionaria.

“Tiene sentido suspender los viajes desde esa región mientras nuestras científicos e investigadores tienen una mejor compresión de las variantes de interés”, comentó Hajdu.

En Canadá viven alrededor de 1 millón de personas de ascendencia india, así como 100.000 descendientes de paquistaníes.

Canadá no recibe vuelos directos procedentes de Brasil, donde los casos también van en aumento.

La campaña de vacunación en Canadá se ha acelerado, pero los expertos en salud aseguran que las variantes de mayor contagio y el no haber tomado las medidas adecuadas para combatir al virus han desatado una tercera ola de contagios en Ontario. Los mandatarios de las provincias de Ontario y Quebec solicitaron al gobierno federal mayores restricciones para la llegada de personas al país.

Por su parte, el primer ministro de Ontario, Doug Ford, se disculpó el jueves por tratar de cerrar los parques infantiles e intentar permitir que la policía detuviera e interrogara a personas que no estuvieran en sus casas, medidas que fueron rechazadas por las fuerzas policiales, autoridades sanitarias y el público.

El gobernante de la provincia más poblada de Canadá, en su primera presentación pública desde que anunció las restricciones, dijo que su gobierno había procedido demasiado rápido con las medidas.

“Molestaron y enfadaron a mucha gente. Nos equivocamos, lo sé. Cometimos un error y lo lamento, ofrezco mis sinceras disculpas”, dijo.