Covid, calor y apagones: los intendentes del conurbano activaron operativos de emergencia para contener reclamos

·5  min de lectura
Vecinos cortan la Avenida General Paz en el cruce con Emilio Castro por los cortes de luz sufridos en la zona.
Ignacio Sánchez

Son jornadas turbulentas para quienes se encargan de gestionar los distintos municipios del conurbano bonaerense. A la tercera ola de Covid que tiene en vilo a todo el país, la semana pasada se le sumó el calor extremo y una seguidilla de cortes en el suministro de electricidad que afectaron a cientos de miles de usuarios en el Gran Buenos Aires y que, pese a la baja de las temperaturas, siguen sin solucionarse del todo. Los intendentes buscan canalizar los reclamos de los vecinos contra las empresas proveedoras, al tiempo que suman postas sanitarias para la realización de testeos.

Uno de los distritos con problemas durante la semana que pasó fue San Isidro. Desde la intendencia encabezada por el radical Gustavo Posse indicaron que los cortes de luz en ese municipio del norte del conurbano fueron más leves en comparación con otros, como Pilar o Tigre, pero señalaron que el mayor impacto comenzó el martes, el primer día en que las temperaturas superaron los 35 grados. Algo parecido a lo ocurrido en San Martín, donde se extendió solo por unas horas, producto de una baja de tensión en un cable de Edenor que provocó el posterior incendio de dos casas, informaron desde el municipio gobernador por el oficialista Fernando Moreira.

La pizzeria de Rivera Indarte y Alberdi continúa vendiendo pese al corte de luz
Ignacio Sánchez


La pizzeria de Rivera Indarte y Alberdi continúa vendiendo pese al corte de luz (Ignacio Sánchez/)

“Tuvimos muchos cortes, pero ha habido veranos con más apagones”, matizan desde la municipalidad de Lanús, aunque al mismo tiempo admiten que la actual ola de calor “está complicada” porque lleva a que se saturen los sistemas energéticos. “Estamos asistiendo con el área de defensa civil a geriátricos y lugares donde hay insulinodependientes para que no pierdan la cadena de frío, ayudando a los abuelos, llevándoles agua si están varados en algún piso alto de algún edificio”, precisan desde el equipo de Néstor Grindetti. Y agregan que se estableció una “comunicación directa” con las cuadrillas para “tratar de darle solución a esos problemas más urgentes”.

Los incómodos reflujos que emergen de los sótanos del espionaje

El jueves pasado, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó una reunión del comité de emergencia provincial para abordar las dificultades asociadas a las altas temperaturas y confirmar que se está realizando un “seguimiento exhaustivo” en cada región, en diálogo permanente con los intendentes locales. Según informó el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), más de 90.000 usuarios de las empresas Edesur y Edenor continuaban el sábado sin suministro de energía eléctrica en diferentes barrios de la ciudad de Buenos Aires y localidades del conurbano bonaerense.

Mataderos sin luz
Verduleria en Montiel al 900
Ignacio Sanchez


Mataderos sin luz Verduleria en Montiel al 900 (Ignacio Sanchez/)

La polémica abierta con las empresas proveedoras de electricidad no es ninguna novedad. En 2016, la intendencia de Lanús inició una demanda colectiva contra Edesur que terminó en la Corte Suprema. Pero el máximo tribunal falló a favor de la empresa porque, explican a LA NACION desde la gestión municipal, “supuestamente el intendente no puede arrogarse la representación de los vecinos al momento de realizar una demanda”.

Sin embargo, no solo el municipio de Lanús inició acciones legales contra la principal distribuidora eléctrica del sur del conurbano bonaerense. También la gestión de Lomas de Zamora encabeza actualmente una demanda colectiva contra Edesur. La semana que pasó, la intendenta interina, Marina Lesci, acompañó una movilización de vecinos a la sucursal lomense de la empresa proveedora. “No podemos soportar que el día más caluroso en años vecinos y vecinas sufran la deficiencia de un servicio eléctrico como el de @edesur.oficial, escribió en sus redes sociales, y llamó a acompañarla en la presentación judicial a través de la firma de un formulario al que se accede a través de la página oficial del municipio.

Tercera ola

El aumento vertiginoso de los casos de la variante Ómicron no da respiro y nadie sabe a ciencia cierta cuándo descenderá la curva de contagios. Sin embargo, en las intendencias del conurbano la situación parece gestionarse sin mayores sobresaltos, gracias, entre otras cosas, a la campaña de vacunación y a la coordinación lograda a lo largo de la pandemia con el gobierno provincial. “Los suministros los pone la provincia y el municipio dispone del lugar, del personal y asiste a todos porque son vecinos. No cambió demasiado la dinámica en relación a cómo se venía trabajando el año pasado”, señalan, en ese sentido, desde la municipalidad de San Isidro.

El Gobierno anticipa recortes en energía, salud y educación

El equipo de Gustavo Posse asegura tener a una gran proporción de los habitantes de su distrito inmunizados. Y destaca que fue el dirigente radical, cinco veces reelecto intendente, uno de los primeros jefes comunales en acompañar el pase sanitario dispuesto por el Gobierno. “El municipio se acopló rápido, ya que lo vio como una medida acertada”, argumentan desde el municipio del norte del conurbano, que cuenta con un sistema público de salud con tres hospitales y 14 centros y consultorios descentralizados.

Centro de Testeos para docentes en CABA
Ignacio Sánchez


Centro de Testeos para docentes en CABA (Ignacio Sánchez/)

Las administraciones consultadas por LA NACION coinciden en que la singularidad de esta tercera ola está en el importante aumento de los testeos. Con siete postas sanitarias y alrededor de 200 personas que se acercan diariamente a cada una, en Lanús se triplicaron respecto a hace un mes y medio, cuando se ubicaban en torno a los 500. “Ahora tenemos 1500 testeos por día y una positividad casi del 70%, como a nivel país”, apuntan desde la gestión de Grindetti. Es un porcentaje mucho mayor al registrado anteriormente, pero que no se refleja, por el momento, en una suba importante de internaciones en terapia intensiva. “La semana pasada teníamos solamente seis vecinos en UTI”, señalan.

Por su parte, desde San Martín aclaran que, en relación a la pandemia, la situación del municipio no difiere de lo que sucede en el resto del conurbano: gran cantidad de casos, más que en las olas anteriores, pero menos graves gracias a la vacunación. “No hay colapso de salas y en el hospital municipal hay solo una cama ocupada en UTI por Covid”, indican, al tiempo que transmiten la noticia de que se avanzó con la vacunación a niños durante las colonias de verano.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.