Covid-9: cómo funciona la nueva vacuna de Yale contra omicrón

·3  min de lectura

Los científicos de Yale desarrollaron una nueva vacuna de ARNm específicamente contra omicrón y ofrece una protección inmunitaria superior contra dos subvariantes virales que las vacunas estándar de ARNm.

La nueva vacuna, llamada Omnivax, aumentó la respuesta de anticuerpos neutralizantes contra las subvariantes BA.1 y BA.2.12.1 de omicrón en ratones preinmunizados 19 veces y ocho veces, respectivamente, en comparación con las vacunas estándar de ARNm.

La mejora de la respuesta contra la subvariante BA.1 se informó el 6 de junio en la revista Nature Communications. Los resultados del estudio sobre la subvariante BA.2 se publicaron el 19 de julio en la revista Cell Discovery.

El estudio ilustra la flexibilidad excepcional de la tecnología de vacunas de ARNm y el posible futuro de iteración rápida de las vacunas contra amenazas emergentes.

“Si bien las vacunas estándar de ARNm todavía ofrecen protección contra la infección de nuevas variantes, su eficacia disminuye con el tiempo y se vio comprometida debido a las mutaciones de escape inmune en variantes emergentes”, dijo Sidi Chen, profesor asociado de genética en la Facultad de Medicina de Yale y autor principal de los estudios.

OMNIVAX INCLUYE EL ARNM DE PROTEÍNA DE ESPIGA DE BA.1

“Queríamos ver si podíamos desarrollar vacunas específicas de variantes que ofrecieran protección adicional contra las subvariantes emergentes”.

La nueva vacuna, llamada Omnivax incluye el ARNm de proteína de espiga de BA.1, que comparte algunas mutaciones con otras subvariantes de omicrón.

Las vacunas experimentales, desarrolladas en el laboratorio de Chen por un equipo encabezado por el asociado postdoctoral Zhenhao Fang, utilizan nanopartículas lipídicas diseñadas para entregar ARNm a las células con “instrucciones” para crear proteínas de espiga a partir de variantes mutantes, que el virus utiliza para adherirse e infectar las células.

La presencia de estos fragmentos virales extraños hace que el sistema inmunitario cree anticuerpos contra el virus.

La rápida mutación de las proteínas de espiga en la superficie del virus a lo largo del tiempo ha creado un desfile de subvariantes y les ha permitido atenuzar la protección de generaciones anteriores de vacunas de ARNm desarrolladas por Moderna y Pfizer-BioNTech.

Las vacunas de ingeniería de ARNm de nanopartículas lipídicas se pueden crear rápidamente, dicen los investigadores.

Por ejemplo, la subvariante BA.1 surgió a mediados de noviembre; a mediados de diciembre, los investigadores de Yale habían desarrollado una vacuna contra la nueva cepa.

Sin embargo, las pruebas de la eficacia de la vacuna en ratones y una revisión por pares del estudio no se completaron hasta febrero. En marzo, la subvariante BA.2 se había afianzado como la cepa predominantemente circulante en la mayor parte del mundo. A continuación, los investigadores investigaron si la vacuna variante Omicron mantiene su superioridad sobre las vacunas estándar contra BA.2. La nueva vacuna también ha impulsado una respuesta inmunitaria superior a las vacunas estándar en ratones contra esta subvariante, informaron los investigadores en el documento Cell Discovery. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Anuncian jornada de vacunación contra el Covid-19 para adolescentes en Calvillo y Rincón de Romos

Vacunación masiva contra viruela símica no es necesaria: OMS

Unión Europea aprueba vacuna contra viruela símica ante emergencia internacional

Regulador europeo recomienda aprobación de vacuna contra viruela del mono

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.