Por Covid-19, Viacrucis de Iztapalapa será a "puerta cerrada"

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 15 (EL UNIVERSAL).- Con Jesucristo, la Virgen María, Judas y Poncio Pilatos a sus espaldas, la alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada Molina, anunció que por segundo año consecutivo, a causa de la pandemia del Covid-19, la 178 Representación de la Semana Santa será a "puerta cerrada" en el Santuario de la Cuevita.

Aunque a diferencia del año pasado, cuando en los escenarios había hasta 80 o más personas, ahora, afirmó, "seremos estrictos en que no sea mayor de 40 personajes, pues el recinto será confinado y con estrictas medidas de prevención y pruebas diarias de detección de Covid-19 a los participantes", enfatizó.

Acompañada del vicepresidente del Comité Organizador de la Semana Santa en Iztapalapa (Cossiac), Tito Domínguez Cerón; el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas; y funcionarios del Gobierno capitalino virtualmente, la alcaldesa destacó que el evento será transmitido por televisión abierta y las redes sociales.

Por ello, llamó a todos los habitantes de la demarcación a no acudir al santuario, ahora Catedral de Iztapalapa, y quedarse en casa para dar seguimiento, sobre todo los días 28 de marzo, así como el uno y dos de abril”, cuando son escenificados los más importantes pasajes bíblicos.

En conferencia, efectuada en el museo del Fuego Nuevo, en el Cerro de la Estrella, la funcionaria expresó su reconocimiento a los integrantes del Cossiac y a los habitantes de los Ocho Barrios, por priorizar la salud y la vida de la comunidad y realizar por segundo año una Representación simplificada.

"Sabemos que por la pandemia, de nuevo este evento será a puerta cerrada y en un recinto confinado, con lo que evitaremos la congregación de más de dos millones de personas, que cada año acudían a presenciar este evento en las calles del centro de Iztapalapa antes del coronavirus", dijo.

Recordó que en 2020 hubo más de cinco millones de personas que vieron en vivo la transmisión de la Semana Santa en los canales de la televisión pública y en redes sociales.

En este año, confió, espera que sean por lo menos la misma calidad o, incluso, superen las cifras, dado el interés que despierta este evento, que es patrimonio cultural inmaterial de la Ciudad de México desde abril de 2012.

Además, Brugada Molina llamó a los jóvenes y adultos que se caracterizan como "nazarenos", que regularmente recorren las calles de Iztapalapa con una cruz a cuestas, así como a los comerciantes en vía pública, para que se abstengan de acudir al centro de Iztapalapa.

Insistió que el objetivo de la Representación a puerta cerrada, "es que no se congreguen personas y se evite al máximo todo riesgo de contagio de Covid-19", afirmó con la mirada puesta en la Virgen María, Judas y otros personajes bíblicos, que son los mismos del 2020, hasta sus atuendos.

La funcionaria comentó que con esta modalidad de Representación, "Iztapalapa contribuye de forma muy importante a evitar la propagación del virus y frenar la pandemia, lo que muestra el compromiso del Cossiac para preservar la tradición y gran sentido de la responsabilidad con Iztapalapa y con la ciudad", reiteró.

Recordó que la representación de la Semana Santa, es una de las más significativas conmemoraciones que se efectúa en el país y de las más importantes en el mundo, en la que se manifiesta la voluntad colectiva de los barrios de Iztapalapa, al realizar anualmente y de generación en generación una escenificación de carácter popular desde la primera mitad del siglo XIX hasta nuestro días.

Ante esto, destacó que Iztapalapa está lista y preparada para llevar a cabo esta Representación y dar el apoyo logístico para su realización, aunque tuvo el cuidado de no hablar de inversión.

Añadió que, como cada año, habrá un operativo en torno a la Catedral para evitar la aglomeración de personas en torno a la Catedral y la llegada de comerciantes, por lo que la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) comisionará alrededor de 500 uniformados para vigilar el evento.

Además, sostuvo que todos los días la Jurisdicción Sanitaria de la Secretaría de Salud y la alcaldía aplicarán a los actores una prueba de detección de Covid-19, para preservar la salud de todos los participantes y de la comunidad.

Adelantó que durante las horas de Representación habrá cierres a la circulación en la Calzada Ermita Iztapalapa, aunque la alta funcionará en doble sentido y también calcula cerrar 18 calles.

Reconoció que esta modalidad de representación ha afectado a diversos grupos de comerciantes, principalmente de artículos de barro que solían colocar sus puestos en Semana Santa, por lo que anunció que una vez que la pandemia lo permita se les dará la oportunidad de vender sus productos.

A su vez, el vicepresidente del Cossiac, Tito Domínguez Cerón, dijo que la 178 Representación se realiza en un año peculiar, pues no hubo convocatoria ni proceso de selección de los personajes.

Subrayó que los preparativos los han realizado de manera virtual, a través de más de 220 horas de trabajo vía plataformas virtuales, en espera del momento de llevar a buen puerto la escenificación, pues apenas este domingo realizaron el primer ensayo presencial.

Además, comentó, hubo un recorte de pasajes bíblicos, por lo que la Representación es simplificada, ya que antes de la pandemia se hacían 30 horas efectivas de actuación y ahora son 10 horas.

De igual forma, señaló, antes había mucha movilidad por el cambio de escenarios fijos y naturales, y recorrían mayores distancias, pero ahora el Víacrucis no será de 200 metros.