Ante COVID-19, seguirán abiertos comedores comunitarios en la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 26 (EL UNIVERSAL).- La secretaria de Inclusión y Bienestar Social de la Ciudad de México, Almudena Ocejo Rojo, anunció que durante la contingencia por Covid-19 se mantendrán abiertos el 90% de los 423 comedores comunitarios con el objetivo de continuar proporcionando alimentación a bajo costo.

Destacó que se le ha solicitado a las personas que pidan la comida "para llevar". Además, el personal mantiene un riguroso protocolo higiene en las labores.

Ocejo Rojo presentó el programa de atención a personas en situación de calle, donde informó que se invierten 2 millones de pesos adicionales como parte de las medidas para evitar contagios de COVID-19, aunque, dijo, actualmente no se ha presentado ningún caso positivo de COVID-19 en los Centros de Valoración y Canalización (CVC), Espacio Techo, y los Centros de Asistencia e Integración Social (CAIS), que atienden a aproximadamente 2 mil 150 personas, de las cuales 45 por ciento son personas mayores 60 años.

Detalló que del 2 al 15 de marzo se capacitó a las brigadas en territorio y a todo el personal que atiende los CAIS, mismos que cuentan con carteles informativos en todas las áreas de uso común, y donde se realiza desinfección diaria del equipo y una limpieza profunda cada tercer día, además de contar con dispensadores de jabón y gel antibacterial.

Refirió que por el momento en los CAIS no se permiten visitas externas de ningún tipo, por lo que únicamente puede entrar el personal, mismo que pasa por un riguroso control en la entrada como la toma de temperatura, colocación de gel antibacterial, y realización de una observación y cuestionario sobre síntomas. A todos los residentes de los CAIS se les toma la temperatura dos veces al día.

En los comedores del CAIS se trata de acomodar con 2 metros de distancia a las personas para tomar los alimentos y se mantienen algunas actividades que se puedan realizar al aire libre con no más de 15 personas. Además, a través de la Unidad Médica Móvil TIKA, donada por el Gobierno de Turquía, se realizan recorridos por las alcaldías que tienen mayor concentración de personas situación de calle.

Las brigadas en territorio continúan sus labores y desde el inicio de la Fase 2 salen equipadas con cubrebocas, guantes y gel antibacterial; se mantiene el contacto, pero respetando la Sana Distancia. Asimismo, se realiza un lavado y desinfección intensiva de vehículos donde se traslada el personal, antes y después de los recorridos.

"El primer paso es el acercamiento, se entrega gel y se le toma de temperatura -sólo en caso en que la persona reporte que tiene algún síntoma-, se observan los síntomas generales como tos, sudoración y dificultad para respirar. Se le pregunta a la persona en situación de calle cómo se encuentra, y en caso de que se sienta mal, se le traslada a la Unidad Médica Móvil o al Centro de Valorización y Canalización", dijo.

En caso de sintomatología, explicó, se aísla inmediatamente a los espacios habilitados, se da aviso a la Secretaría de Salud para realizar las pruebas necesarias en el lugar y de confirmarse el caso, el personal médico atiende de inmediato con el equipo de la jurisdicción sanitaria correspondiente para determinar el traslado que corresponda.