El COVID-19, una de las principales causas de muerte de 2020 a escala mundial

Newsweek México
·2  min de lectura

LAS ENFERMEDADES cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte en todo el mundo, según la actualización estadística anual sobre enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares de la American Heart Association (AHA).

Sin embargo, es probable que esa clasificación número uno, que se basa en los datos de mortalidad de 2018, se vea afectada por la pandemia de COVID-19 en el futuro.

“Todavía estamos esperando las cifras finales de 2020, pero esperamos que las muertes por COVID-19 se encuentren entre las tres y cinco principales causas de muerte en 2020, más probablemente la tercera en términos de la causa general de muerte en Estados Unidos”, dijo el presidente del grupo de redacción, Salim Virani.

También lee: Cáncer: se multiplica la búsqueda de tratamientos desde la vacuna a las nanopartículas

En todo el mundo, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte, matando aproximadamente a 18,6 millones de personas en 2019.

Esto refleja un aumento del 17,1 por ciento con respecto a la década anterior. Hubo más de 523,2 millones de casos de enfermedades cardiovasculares en 2019, un aumento del 26,6 por ciento con respecto a los casos de 2010.

Ninguno de los datos tiene en cuenta COVID-19. “Nos preocupa cuál será el impacto general de la pandemia a largo plazo sobre las enfermedades cardiovasculares, no solo los efectos agudos”, dijo Virani a Medscape Cardiology.

No te pierdas: EU: no habrá arrestos de migrantes en centros de vacunación contra COVID-19

“El COVID-19 no solo causa daño al corazón, sino que también sabemos que las personas han retrasado la atención por ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, lo que puede dar lugar a peores resultados. Ese es un impacto indirecto que el COVID-19 ha tenido en la mortalidad por enfermedades cardiovasculares”, comentó.

Además, “también nos preocupa que la dieta y la actividad física se hayan deteriorado durante la pandemia y el precio que la pandemia ha tenido en la salud y el bienestar mental que también pueden afectar la forma en que cuidamos nuestra salud cardiovascular”, agregó Virani. N