Covid-19: en la previa al verano, Brasil toma una medida llamativa ante la suba de casos

Playa de Canasvieiras, Florianópolis, Brasil
Playa de Canasvieiras, Florianópolis, Brasil - Créditos: @Diorgenes Pandini

En medio de la gran ola de casos de Covid-19 que golpea a China, nación donde se reportaron los primeros contagios de esta pandemia y que ahora decretó nuevos confinamientos, Brasil tomó una medida drástica de cara a las vacaciones de verano, época del año en que las playas del país se llenan de turistas, muchos de ellos argentinos: anunció el regreso de los barbijo obligatorios en aeropuertos y aviones.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) determinó el uso obligatorio de tapabocas luego del alza de contagios registrada en el último tiempo: la tasa de contagio creció más del 250%.

De acuerdo a la información oficial, será a partir del viernes 25 de noviembre que entrará en vigor esta nueva decisión. La obligatoriedad del barbijo en estos espacios había sido dejada sin efecto en agosto, cuando además se remarcó que la distancia social tampoco era ya necesaria.

Tras las noticias de las últimas semanas, luego de que científicos brasileños detectaran la diseminación de tipo Omicron y de al menos tres sublinajes derivados de este tipo de cepa del Covid-19, el Consejo Nacional de Secretarías de Salud cuestionó la falta de iniciativas por parte del gobierno nacional.

Esta medida va en esa dirección.

Playa de Ipanema en Río de Janeiro, Brasil, el 20 de enero de 2022
Playa de Ipanema en Río de Janeiro, Brasil, el 20 de enero de 2022 - Créditos: @CARL DE SOUZA

De acuerdo con lo publicado por el diario Folha de S.Paulo, el planteo fue resuelto durante una reunión extraordinaria de la agencia, convocada para discutir la aprobación de dos vacunas bivalentes de Pfizer contra el coronavirus. En un primero momento, según el medio, el tema tomó por sorpresa a varios de los asistentes. Sin embargo, en el evento se dejó constancia de que los datos epidemiológicos exigen el retorno de este tipo de protección no farmacológica, como el uso de mascarillas, especialmente en el transporte público, aeropuertos y ambientes cerrados.

Uno de los titulares de Anvisa, Alex Campos, fue el primero en votar a favor de regresar a la obligación y tras hacerlo dijo que el actual escenario epidemiológico levanta una “alerta” para encontrar soluciones más eficientes para minimizar los efectos de la pandemia, de acuerdo con lo publicado por el diario O Globo.

Este martes en Brasil hubo 27.931 contagios, con una media de 18.592 por día en la última semana, una suba del 261% ante la cifra de hace 14 días. En total 12 estados brasileños, además del distrito federal, informaron de un aumento en las notificaciones de la enfermedad, después de un largo período de registros bajos.

La gestión de la pandemia por parte de Jair Bolsonaro, actual presidente de Brasil y que será sucedido por Luiz Inacio Lula da Silva, fue muy cuestionada desde varias áreas. En un primer momento el mandatario de derecha, al igual que su par entonces de Estados Unidos, Donald Trump, minimizó el impacto del virus con menciones a él como gripe y otros términos que no admitían la gravedad del problema. De hecho, incluso cuando él fue diagnosticado como positivo de Covid, salió a hablar con la prensa sin los cuidados exigidos entonces alrededor del mundo, como la distancia social, y llegó a sacarse el barbijo para demostrar que se sentía bien y que no pasaba nada grave.

El total de infectados en Brasil desde el inicio de la pandemia subió a 35.094.130 y el de fallecidos alcanzó los 689.223.