Covid-19: Casi la mitad de las muertes que informó Mendoza en julio ocurrieron en 2020

·5  min de lectura
Hospital Central de Mendoza. Foto ilustrativa.
Marcelo Aguilar

Si el 31 de diciembre una persona ingresaba en el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS) o miraba en los reportes diarios que difundía a diario el Ministerio de Salud de la Nación, los datos oficiales indicaban que Mendoza contaba con 1240 muertos por la pandemia del coronavirus Covid-19.

Más de seis meses después, la cifra subió más del 28% y, con los datos acumulados hasta el reporte oficial de ayer, ya son 1727. La demora, que en el promedio nacional es de 15 días, en el caso de la provincia cuyana es más del doble y llega a 37 días. La lenta carga en el ingreso de los datos quedó reflejada en lo que va de julio donde, de los 624 muertos que reportó Mendoza, 304 ocurrieron entre agosto y diciembre del año pasado.

El detalle marca que, en lo que va de julio, se notificaron en el sistema nacional: 58 muertos, de agosto; 84 (septiembre), 132 (octubre), 23 (noviembre), y 7 (diciembre).

“Con respecto a la carga en el SNVS, desde epidemiología y bioestadísticas, lo que se está haciendo es reparar las estadísticas vitales basadas en los certificados de defunción”, argumentaron desde el Ministerio de Salud de Mendoza ante la consulta de LA NACION y agregaron: “A medida que se van analizando certificado por certificado se van detectando y cargando en el SNVS, no solo Covid sino de todas las patologías de 2020″.

La explicación en la demora siguió: “Siempre el análisis de estadísticas vitales es de un año al otro. La reparación es algo coordinado con el Ministerio de Salud de la Nación, y es algo que se da en todas las provincias. Es un proceso ordinario el análisis de certificados de defunción que nos da el registro civil, justamente para evitar que haya algún desfasaje con las cargas en el SNVS que hacen los hospitales que a veces, por diversas situaciones, no terminan impactando en el sistema”.

En tono de campaña, Nicolás Kreplak juró como nuevo ministro de Salud bonaerense

Sin embargo, lo que muestran las estadísticas es que la situación de Mendoza no se replica, hasta el momento, en ninguna de las otras 23 jurisdicciones. Incluso, según el relevamiento del DataSet que publica cada noche el Ministerio de Salud de la Nación, se desprende que de los 3861 muertos ingresados por esta provincia en el SNVS, 94 fueron notificados, al menos con 10 meses de demora, 205 tiene una demora superior a 200 días y 69, más de 100 días.

Incluso, el caso con mayor retraso de Mendoza en ingresar como muerto por Covid-19 para las estadísticas nacionales tiene 340 días. Se trata de un hombre de 76 años, identificado en el SNVS con el número 1.550.364, que murió el 1° agosto de 2020 y recién fue notificado hace 3 semanas, el 7 de julio.

Desde la administración de Rodolfo Suárez agregaron: “El análisis certificado por certificado es para tener los datos correctos y ser transparentes totales en la información. Por eso el trabajo profundo de bioestadísticas y de todos los equipos de epidemiología”.

Qué dice la ley sobre el tiempo de carga

Desde el 30 de marzo del año pasado, el Ministerio de Salud de la Nación, a través de la resolución 680/2020, puso al coronavirus en la categoría de enfermedad de notificación obligatoria. “Incorpórase al régimen legal de las enfermedades de notificación obligatoria, establecido por Ley Nº 15.465, sus modificatorias y complementarias, a la enfermedad Covid-19 en todas sus etapas, desde la sospecha de caso hasta el seguimiento de su evolución”, dice en el primero de sus 15 artículos.

Aplíquese a la enfermedad de notificación obligatoria Covid-19 las estrategias de vigilancia clínica y de laboratorio, bajo la modalidad de notificación individual con periodicidad inmediata (doce horas) y cuya ficha de investigación del caso será la que disponga el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) en su plataforma informática”, agrega en su segundo artículo. Además, detalla quiénes son los responsables del seguimiento y la notificación de los casos.

Ante la consulta de LA NACION si esta falta de información al momento de tomar medidas sanitarias o analizar el avance de la pandemia, dijeron: “Se trata de procesos regulares de revisión. Es normal el análisis de los certificados de defunción con posterioridad. Creemos que nuestras auditorías fueron correctas y las fuimos reforzando mes a mes para tenerlas el número más correcto cada día. Pero es un tema que se da en todas las provincias, no solo acá. Es un proceso ordinario y técnico”.

Buenos Aires, el primer caso con 3500 muertos

A fines de septiembre luego de cuatro jornadas con altos números de muertos en la provincia de Buenos Aires, a raíz del ingreso al sistema de fallecidos de hasta tres meses atrás, la administración de Axel Kicillof presentó una nueva herramienta para el registro de información de la Covid-19 pasó de 8983 muertos a 12.566.

“Con el desafío de medir la pandemia en tiempo real, comenzamos a utilizar información proveniente de tres bases de datos (SISA, SIGEC y el Registro de las Personas). De esta manera, recategorizamos los datos de mortalidad por coronavirus y evitamos el subregistro de los mismos, un problema existente en todos los países del mundo”, había explicado el ahora exministro de Salud bonaerense Daniel Gollán.

Luego había detallado: “El 60% de los datos actualizados corresponden al sector privado y el 40% al público. Dentro del sector público, el 39% corresponde a hospitales provinciales, el 2% a nacionales y el 59% a municipales”.

“La demora en la carga de datos en pandemia es algo mundial. No solo de acá. El dato de los muertos lo tenemos que tener para poder evaluar cómo vamos en la pandemia. Eso no lo vemos reflejado por la demora en la carga de datos”, había explicado Gollán, y agregó: “Puede pasar que cuando se produzca el último muerto de la pandemia, vamos a seguir registrando. Eso nos da una visión distorsionada”.

Tras esa corrección, en la provincia de Buenos Aires la demora en la carga de datos bajó en forma significativa y, en la actualidad, el promedio de demora es de 13 días. Es decir, por debajo de la media nacional.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.