Por qué el Covid-19 se asocia a la neumonía bilateral

·4  min de lectura
La neumonía es un tipo de infección aguda que afecta a los pulmones
La neumonía es un tipo de infección aguda que afecta a los pulmones

En el último tiempo el término “neumonía bilateral” cobró fama porque es la principal forma en la que el nuevo coronavirus ataca a los pulmones una vez que ingresa al organismo. Si bien el Covid-19 es una enfermedad que puede afectar a todo el cuerpo, los especialistas coinciden en que la neumonía es, por lejos, su forma más frecuente de presentación. Y puede darse de forma asintomática o generar cuadros muy severos.

¿Qué dicen los expertos sobre el tiempo que debe pasar entre las dosis de una vacuna?

Una vez dentro de los pulmones, el patógeno produce destrucción celular. “El coronavirus, como cualquier otro virus, llega a la célula del pulmón y utiliza su núcleo para reproducirse. Cuando lo hace repetidamente termina destruyéndola”, explica Ricardo Tejeiro, médico del Hospital General de Agudos Dr. Ignacio Pirovano y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). Esto sucede a gran velocidad, ya que cada virus puede hacer entre 10.000 y 100.000 réplicas, o “fotocopias”.

En los pulmones, el patógeno ataca el área de la membrana que produce el intercambio de oxígeno, por lo que se genera una dificultad para oxigenar las sangre. Tejeiro propone la imagen de un nido de abejas para entender cómo se invade el pulmón en las neumonías por Covid-19: las neumonías bacterianas suelen atacar un solo pulmón en lugar de ambos a la vez y afectan más los espacios “aireados”, donde tienden a acumular líquido o pus. En cambio, el virus del Covid ataca la pared del órgano.

En los días más agudos de su infección de coronavirus, Dora Castillo, una empleada doméstica de 45 años, sentía que se agitaba tan solo por bajarse de la cama. “Me ahogaba, sentía que me faltaba el aire hasta sentada y solo mejoraba si estaba acostada boca abajo”, explica. Una radiografía reveló que tenía neumonía bilateral, que le trataron en el hospital con antibióticos y corticoides. Con el correr de los días -y mucho reposo- logró volver a hablar sin agitarse.

Tejeiro señala que la mayoría de los pacientes de Covid cursan neumonías leves que, por lo general, no requieren mucho tratamiento, más allá de ciertas medidas de sostén como cuidar la hidratación y tratar de bajar la fiebre. Apenas un 5% se complica y requiere oxígeno y una observación más atenta.

Sin síntomas

La neumonía bilateral y severa por Covid-19 tiene una forma menos frecuente de presentación que es conocida como “neumonía silenciosa”. “Es poco frecuente, pero sucede cuando a veces los pacientes consultan por otras causas sin ningún síntoma respiratorio, pero al ser evaluados clínicamente evidencian niveles de saturación de oxígeno bajos y los estudios de imágenes tienen formas características de neumonía por Covid”, indica Pablo Gutiérrez, médico terapista, internista y neumonólogo que conduce la Unidad de Terapia Intensiva de la Clínica Zabala.

Según explica, estos pacientes no tienen ninguna sensación de malestar ventilatorio, no respiran rápido o con esfuerzo ni se presentan con shock o alteración del estado mental. “Son pacientes de mucho riesgo, porque pueden cambiar clínicamente su condición en cualquier momento y requerir de un alto nivel de asistencia médica”, argumenta.

Luis Landri, jefe de Área de Terapia Intensiva del Hospital Garrahan, dice que, muchas veces, el paciente no siente falta de aire, pero tiene bajo nivel de oxígeno en la sangre. Esto se debe a que tal vez hay una buena mecánica ventilatoria, pero la oxigenación en la sangre sigue siendo baja. Por eso algunos médicos recomiendan controlar el nivel de oxígeno en sangre desde casa con oxímetros hogareños.

Para Gutiérrez, la neumonía por Covid-19 afecta a todas las edades, pero fundamentalmente a los adultos y con mayor predominio en hombres. Las formas asintomáticas son más frecuentes en la población infantil y en los jóvenes.

Secuelas

¿Requiere siempre internación la neumonía bilateral? “Si no se ve un gran compromiso bilateral en las imágenes, no hay deterioro clínico ni trastorno de la oxigenación, la persona no necesita oxígeno y puede manejarse con el sistema de telemedicina, puede llegar a quedarse en un hotel medicalizado o en su casa con las correspondientes pautas de alarma para contactarse en caso de ser necesario”, define Gutiérrez. Por el contrario, debe considerar internarse a los paciente que precisan oxígeno, evidencian mucha inflamación o más compromiso radiológico, siempre dentro de lo posible en el contexto de la pandemia.

Muchos pacientes refieren falta de aire o limitación para el ejercicio físico, luego de haberse recuperado del coronavirus. Esto se debe a las fibrosis pulmonares -vulgarmente, conocidas como “cicatrices”- que quedan. “Es la destrucción del tejido pulmonar por acción del virus tanto si hubo o no necesidad de asistencia respiratoria mecánica”, explica el especialista, que recomienda que las complicaciones sean supervisadas en forma ambulatoria a mediano y largo plazo por equipos médicos interdisciplinarios.