La covid-19 amenaza en Puerto Rico a los restaurantes pero crece el comercio

Agencia EFE
·4  min de lectura

San Juan, 28 ene (EFE News).- Los restaurantes son unos de los sectores económicos más afectados por la covid-19 en Puerto Rico, cuya actividad está amenazada si se agudiza la crisis y escasean clientes, tendencia que contrasta con el crecimiento del comercio minorista durante los últimos meses.

Un estudio de la Asociación de Restaurantes (Asore) de Puerto Rico que se divulga este jueves muestra que más de la mitad de los establecimientos que operan dentro de centros comerciales consideran moverse a otro lugar, reducir horarios o despedir empleados si su situación económica no mejora.

El 56 % de los dueños de restaurantes encuestados indicó que podría reducir los horarios de operaciones y un número similar reducir empleados.

El estudio de Asore, encargado a la firma Inteligencia Económica, tiene como objetivo conocer la situación de la industria a causa de la covid-19.

El estudio incluyó una encuesta a 187 dueños de negocios que operan casi 1.600 establecimientos, la mitad de los cuales tiene menos de 20 empleados.

LA ENCUESTA INCLUYO A TODO TIPO DE RESTAURANTES

La encuesta incluyó a pequeños restaurantes, de alta gama, servicio rápido, panaderías y cafeterías durante el periodo comprendido entre el 28 de diciembre y el 22 de enero del presente año.

Según la encuesta, 4 de cada 10 preguntados dijo que desde el inicio de la cuarentena hasta diciembre sus ventas cayeron más de 50 %, mientras que un 27 % indicó que se redujeron entre un 30 y un 50 %.

La mitad de los participantes contestó que permanecen abiertos durante el horario permitido por la orden ejecutiva y un 35 % opera menos tiempo del permitido.

Además, el 65 % estima que tardará entre uno y dos años en recuperar las ventas al nivel que tenía antes de la pandemia.

El 54 % de los negocios de comida que están dentro de centros comerciales reconsidera permanecer en esos espacios.

LA MAYORÍA DE DUEÑOS RECIBIÓ AYUDA PÚBLICA

El estudio arroja además que la gran mayoría de los dueños de restaurantes, un 83 % en concreto, recibió ayuda de los gobiernos federal, estatal o municipal.

Obtuvieron aprobación, en concreto, para los préstamos de la Administración de Pequeños Negocios, conocidos como los PPP (programa de protección de nómina), y otras ayudas de dicha agencia federal.

El presidente de Asore, José Vázquez, dijo que el estudio demuestra la difícil situación por la que atraviesan los dueños y operadores de restaurantes.

"Necesitamos alivios económicos para nuestra clase empresarial con los que podamos balancear los gastos y las pérdidas que hemos tenido hasta el momento", subrayó.

GOBERNADOR MUESTRA INTERÉS POR EL SECTOR

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, ha mostrado su interés por el sector al apuntar que los restaurantes deberían tener la capacidad de aceptar en sus establecimientos la tarjeta del Programa de Asistencia Nutricional (PAN), destinado a personas con bajos ingresos de ayudas federales para comida.

La decisión no la puede tomar el gobierno de Puerto Rico, sino que tendría que solicitar el permiso al Departamento de Agricultura federal, que es el que gestiona el programa de alimentos en Estados Unidos conocido como Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, o "estampillas de comida").

La difícil senda por la que atraviesa el sector de los restaurantes contrasta con la venta minorista, como demuestra el que estos establecimientos comerciales continuaran creciendo en su actividad durante los meses de octubre y noviembre de 2020.

En esos meses se registró un incremento de ventas 9 % y 4,5 %, respectivamente.

Las ventas, de hecho, experimentaron alzas durante los pasados seis meses.

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Cidre, señaló sobre el asunto que las ventas al detal en octubre aumentaron el citado 9 % en comparación con el mismo mes de 2019.

Las ventas ascendieron en octubre a 2.793 millones de dólares, mientras que para el mismo periodo de 2019 totalizaron 2.563 millones de dólares.

Las ventas en noviembre de 2020 alcanzaron los 2.796 millones de dólares, frente a los 2.676 millones de dólares en el mismo periodo para 2019.

"Estamos confiados que este año, a medida que se vayan flexibilizando las restricciones debido a la covid-19 y la vacuna esté siendo administrada, los pequeños y medianos comerciantes aumentarán sus ventas y la economía irá despuntando", dijo Cidre.

Recordó que hay múltiples ayudas disponibles en el DDEC que los pueden ayudar en diferentes aspectos del negocio.

(c) Agencia EFE