Covid-19: Alemania se prepara a tomar medidas más drásticas ante la ola de contagios

·1  min de lectura

La creciente ocupación de la camas de cuidados intensivos en una población que tiene un índice de vacunación inferior al 70% está llevando a las autoridades a tomar nuevas medidas coercitivas. La obligatoriedad de la vacuna, como en la vecina Austria, deja de ser un tabú.

Con Sergio Correa, corresponsal de RFI en Berlín

El número de casos avanza trepidante desde hace semanas en Alemania, que con solo un 68 % de la población vacunada tiene una de las tasas más bajas en Europa. La cifra es similar a la de la vecina Austria, que desde el lunes a resuelto volver a confinar a su población y exigido la obligatoriedad de la vacuna.

Uno de los números decisivos, las camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos, se está volviendo preocupante: sólo quedan 3.500 camas disponibles de las 25.000 que hay en toda Alemania.

En este marco, un tema tabú hasta ahora, como hacer obligatoria la vacunación, comienza a ganar adeptos entre los partidos políticos pero bastante menos en la población: sólo un 57 % de los alemanes está de acuerdo con hacerla obligatoria.

Les restricciones actuales "ya no son suficientes", alertó la canciller Angela Merkel, solamente cuatro días después de haber decidido con su posible sucesor Olaf Scholz severas medidas coercitivas hacia los no vacunados.

Desde mañana comenzarán a aplicarse medidas más duras en el país, probablemente se prohibirán los espectáculos y habrá acceso a bares y restaurantes y hasta en el transporte público solo a vacunados y recuperados. Estados como el de Sajonia, con tasas altísimas de contagio, está bajo amenaza de un nuevo confinamiento.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.