Por Covid-19, alcalde de Iztacalco pide atrasar un año Presupuesto

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 11 (EL UNIVERSAL).- Dado el impacto económico por la pandemia del Covid-19, sería prudente atrasar la aplicación del Presupuesto Participativo, programado para el 2020-2021, "pasarlo hasta el año 2022, porque el recorte presupuestal para el próximo año nos pegará severamente", señaló el alcalde de Iztacalco, Armando Quintero Martínez.

Así lo manifestó el funcionario de Morena, durante la mesa de trabajo que sostuvo con los integrantes de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso local, al aclarar que esta medida, "aligerará la carga presupuestal del próximo año, pues en éste está incluido el Presupuesto Participativo", dijo.

"Lo digo en serio. Esto nos va ahorcar en materia de infraestructura. Incluso, sería bueno posponerlo para el año 2022, para que no se utilice en materia electoral, como pudiera pensarse", señaló, apoyado por la coordinadora de Morena, Martha Ávila Ventura, que siguió toda la reunión abordo de su auto. Reveló que de acuerdo con el techo presupuestal que prepara la Secretaría de Finanzas capitalina, Iztacalco recibirá para el próximo año mil 876 millones de pesos, que representa 9% menos al destinado para este 2020.

Además externó su preocupación de la violencia intrafamiliar que ocurre en Iztacalco por la pandemia, pues aseguró que antes de esto ocurrían 10 denuncias anualmente, "pero ahora al día tenemos 13 y hasta 17 casos. Eso es preocupante", afirmó. Posteriormente, los grupos parlamentarios procedieron a efectuar más preguntas al funcionario, la vicecoordinadora del PT, Jannete Guerrero Maya, le planteó que hará para resolver el problema de distribución de agua en diversas colonias, así como si en sus planes para el próximo año está el reencarpetado de diversas calles y avenidas, donde existe gran cantidad de baches.

Mientras tanto, el vicecoordinador del PRD, Jorge Gaviño Ambriz, le reprochó que en su discurso destacó que los problemas que enfrenta Iztacalco, son por las dos administraciones pasadas, "cuya pareja pertenecen a un partido del que nos salimos por toda la serie de situaciones que todos sabemos", dijo Quintero Martínez.

"Me sorprende que esa afirmación sobre el tema de partidos políticos, le recuerdo que quienes hemos estado en el servicio público, sabemos que independientemente del partido que nos lleve a ejercer al cargo, debemos gobernar para todos, sin ningún distingo partidista, porque eso no has hecho daño, lo que no ha divido", sostuvo el perredista. De tal manera, añadió, "cuando estamos en una contienda político electoral está bien que partidicemos nuestras posturas, pero una vez en el cargo público, una vez cuando se es alcalde, ya no podemos hablar a partido políticos. Tenemos que hablar del servicio público; es decir, de una manera general", destacó.

En tanto, la diputada local del PAN, América Rangel Lorenzana, pidió le explicara sobre el impacto que ha tenido el recorte presupuestal en la Alcaldía para contener la pandemia. Explicó la panista al funcionario que tras analizar el Informe previamente presentado a la Comisión, presenta un superávit referente al capítulo 6000 y no hay claridad sobre lo ejercido; es decir, 75 millones de pesos, lo que representa 44% del presupuesto en obra pública, teniendo comprometidos ya 170 millones de pesos para tales fines.

En este sentido cuestionó las obras licitadas, por adjudicación directa y los criterios para determinar el tipo de contratación, lo cual ignoró responder el alcalde de Iztacalco. Del mismo modo expresó que la demarcación carece de programas sociales para reactivar la actividad económica, dejando de apoyar también a la micro, pequeña y mediana empresa. Por otro lado, abundó sobre la violencia hacia las mujeres, donde señaló que el confinamiento recrudeció este fenómeno y exigió acciones para mitigar esta situación en Iztacalco.