Imagen de la Virgen de los Ángeles sobrevolará Costa Rica ante el coronavirus

Agencia EFE

San José, 20 mar. (EFE).- El Servicio Nacional de Vigilancia Aérea y autoridades católicas de Costa Rica, transportarán por diversas partes del país este fin de semana la imagen de la Virgen de los Ángeles con el objetivo de fortalecer la fe de los ciudadanos e instarles a acatar las órdenes sanitarias en el marco de la pandemia del coronavirus COVID-19.

La imagen de la patrona católica del país sobrevolará el sábado y el domingo por todo el territorio costarricense para "motivar a los costarricenses para que, con fe, implementen acciones que permitan mitigar el impacto del COVID-19", indica un comunicado de la Conferencia Episcopal.

El documento añade que se espera que cuando la imagen esté sobrevolando las comunidades, las estaciones de Bomberos y delegaciones policiales enciendan las sirenas de sus unidades, y que las iglesias toquen sus campanas.

"Quienes deseen unirse a esta iniciativa lo podrán hacer desde sus casas o centros de trabajo con espejos y pañuelos en mano, durante el paso de la Virgen a través de los diferentes cantones del país, evitando aglomeraciones", agrega la información.

El rector de la Basílica de los Ángeles, José Francisco Arias Salguero, participará en los recorridos aéreos en compañía de dos custodios de la imagen, y será el responsable de realizar oraciones durante los vuelos por todo el país.

“Queremos hacer de su conocimiento que para fortalecernos ante la realidad que estamos enfrentando, la Madre de Dios, 'la Negrita' (como se le llama popularmente a la Virgen de los Ángeles)', a quién muchas veces venimos a visitar a su casa, en esta oportunidad ella saldrá de su casa a visitarnos a lo ancho y largo de nuestro país. Lo hará por vía aérea, sin detenerse en ningún lugar, con el fin de que no haya aglomeración de ningún tipo en su recorrido nacional”, explicó Arias.

La Conferencia Episcopal agregó que con esta iniciativa se pretende "hacer un llamado a fortalecer las prácticas sanitarias para mitigar el contagio del COVID-19 sin dejar de lado la importancia de fortalecer la fe, respetando el credo de todas las personas que habitan en nuestro país".

Costa Rica, país que en su Constitución Política establece a la religión católica como oficial, contabiliza hasta este viernes 113 casos de COVID-19 y dos personas fallecidas, ambas de 87 años de edad.

Para prevenir un elevado pico de contagios, las autoridades de este país ha cerrado sus fronteras a los extranjeros, cancelado toda actividad masiva, suspendido el curso lectivo y ordenado el cierre de todos los bares, discotecas, casinos, parques y otros sitios públicos del país.

(c) Agencia EFE