Costa Rica y El Salvador entran en conflicto por acusaciones de Bukele

San José, 6 May (Notimex).- El canciller costarricense, Rodolfo Solano, solicitó este miércoles una reunión con la embajadora de El Salvador, Ana Patricia Pineda Salinas, en respuesta a las declaraciones del presidente salvadoreño, Nayib Bukele, quien acusó a Costa Rica de mentir en el combate a la pandemia.

"Está demostrado por el Ministerio de Salud que las políticas que hemos estado estableciendo desde el punto de vista de testeo son las que corresponden. La dependencia ha sido enfática sobre el mecanismo que el país está implementando”, subrayó Solano a Noticias Columbia.

La noche del martes, el mandatario de El Salvador cuestionó a Costa Rica sobre su éxito en el combate a la pandemia y afirmó que el número de casos confirmados diariamente ha disminuido porque también ha bajado la aplicación de pruebas de COVID-19 entre la población.

Según Bukele, esta situación es producto de una decisión política del gobierno de Costa Rica y ha generado una “falsa impresión” frente a los resultados difundidos por el ministro de Salud costarricense, Daniel Salas Peraza.

De acuerdo con el canciller del país centroamericano, las declaraciones del Ejecutivo salvadoreño resultan preocupantes, ya que su desempeño ante la pandemia ha sido reconocido en distintas ocasiones por parte de la comunidad internacional.

Solano también aprovechó el momento para destacar el papel del presidente de su país, Carlos Alvarado Quesada, en la implementación de medidas de contención de la pandemia con total apego a los derechos humanos y el respeto a la división de poderes.

Esto, como una indirecta a la situación de El Salvador, ya que Bukele ha sido objeto de fuertes críticas por parte de la comunidad internacional y de organizaciones defensoras de derechos humanos por su “mano dura” en los mecanismos para atender la emergencia sanitaria.

El ministro de Salud de Costa Rica también defendió este miércoles la estrategia de aplicación de pruebas en el país. El funcionario destacó en conferencia de prensa que el sector salud tiene una de las definiciones más amplias de casos sospechosos y su modelo ha sido revisado hasta en 13 ocasiones.

Salas afirmó que cuentan con cerca de 13 mil pruebas disponibles para diagnosticar el COVID-19, al mismo tiempo que avanzan las gestiones de adquisición de la Caja Costarricense del Seguro Social y del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (INCIENSA).

Costa Rica ha confirmado hasta el momento 761 casos de COVID-19 y 6 fallecimientos. Además, los diagnósticos positivos diarios disminuyen con el paso de los días. Por su parte, El Salvador ha reportado 633 contagios y 14 muertes.

-Fin de nota-

 

NTX/I/DFG/ECA