Costa Rica recibe USD 54,1 millones de Fondo Verde por reducción de emisiones

·2  min de lectura
Turistas recorren el río Sarapiquí el 28 de octubre de 2020 en un emprendimiento en Heredia, Costa Rica, que compensa la huella de carbono de los visitantes con plantaciones
Turistas recorren el río Sarapiquí el 28 de octubre de 2020 en un emprendimiento en Heredia, Costa Rica, que compensa la huella de carbono de los visitantes con plantaciones

El Fondo Verde para el Clima (GCF, en inglés) otorgó a Costa Rica 54,1 millones de dólares para la protección de bosques, como un reconocimiento a los logros del país en la reducción de emisiones, informó este martes el gobierno.

Los fondos no reembolsables fueron otorgados en la modalidad de "pago por resultados", mediante el cual el GCF reconoce los esfuerzos de los países por responder a la crisis climática y aporta fondos para continuar con políticas consideradas exitosas.

"El apoyo financiero en el que se traduce este reconocimiento internacional nos permitirá fortalecer dos programas claves", dijo la ministra del Medio Ambiente, Andrea Meza, en un comunicado.

Citó el programa de Pago de Servicios Ambientales (PSA), que destina fondos a la preservación de bosques y beneficia a 24.000 personas, y el de Control de Incendios Forestales.

La ministra destacó que la crisis financiera que enfrenta el país centroamericano, agravada por la pandemia de covid-19, puso esos dos programas en peligro.

Costa Rica se convirtió así en el primer país de América Central en recibir recursos del GCF, un mecanismo creado en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

El fondo acogió la propuesta formulada por Costa Rica de reconocer la captura de 14,7 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono por sus bosques en el período 2014-2015.

El PSA otorga recursos a propietarios que preservan bosques, y ha sido considerado fundamental para que Costa Rica aumentara su cobertura boscosa de cerca de 25% en la década de 1980 a 52% en la actualidad.

El territorio costarricense alberga 6% de la biodiversidad del planeta, según cifras oficiales.

La mayor parte de los proyectos de PSA se financian con un impuesto a los hidrocarburos, pero el gobierno reconoció que la pandemia provocó una severa caída en esos ingresos.

"Costa Rica le demuestra al mundo que la sostenibilidad ambiental es económicamente viable y socialmente inclusiva", destacó José Vicente Troya Rodríguez, representante del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) en el país.

mas/ll