Costa Rica y el PNUD desarrollan herramienta digital para la protección de ríos

Agencia EFE

San José, 27 nov (EFE).- El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Gobierno de Costa Rica anunciaron este miércoles la creación de una herramienta tecnológica que pretende delimitar las áreas que se deben proteger alrededor de ríos, lo que además contribuirá al ordenamiento urbanístico.

La iniciativa, a cargo del PNUD y el estatal Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), permitirá delimitar de las áreas de protección reguladas en la Ley Forestal de 1996, utilizando la información georreferenciada digital, pública y oficial, que producen el Instituto Geográfico Nacional (IGN) y el Registro Nacional.

“La delimitación digital de las áreas de protección de los ríos brindará información estratégica para conservar y aumentar los reservorios de carbono en las ciudades, fomentar el turismo urbano, potenciar un uso residencial integrado a nuestros ríos, planificar e implementar modelos de movilidad y transporte que contemplen a los ríos como aliados y no como obstáculos", afirmó el presidente del INVU, Tomás Martínez.

Las autoridades aseguran que con esta metodología se conocerá con certeza y de forma estandarizada, la extensión de las áreas que se deben proteger a lo largo de todo un río o quebrada.

El proyecto busca facilitar la planificación, la incorporación de los ríos y sus áreas de protección en los planes reguladores y otros instrumentos de gestión del territorio, así como brindar mayor seguridad jurídica al realizar inversiones públicas o privadas en terrenos colindantes con ríos.

Esta metodología también tiene como fin ser una herramienta para que las comunidades planifiquen las medidas de prevención y mitigación de riesgo ante inundaciones o deslizamientos, además de impulsar la protección de los ecosistemas.

El representante residente del PNUD en Costa Rica, José Vicente Troya, resaltó que la alianza estratégica con el INVU en materia de ordenamiento territorial permitirá recuperar y rehabilitar sitios clave para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad, la conectividad entre hábitats a través de corredores biológicos y catalizar procesos de desarrollo sostenible e inclusión social.

“Podremos lograr ciudades y comunidades más sostenibles, inclusivas y resilientes ante los efectos de la crisis climática, que integren los recursos naturales y, en particular, los ríos y sus áreas de protección, en la planificación y el desarrollo", dijo.

Según Troya, con este tipo de iniciativas es posible acelerar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, y "afianzar el liderazgo y compromiso de Costa Rica en materia ambiental y en la atención de las poblaciones más afectadas por los procesos de urbanismo desordenado”.

(c) Agencia EFE