Costa Rica muestra rezago y desigualdad en zonas rurales y hacia las mujeres

Agencia EFE
·3  min de lectura

San José, 4 nov (EFE).- Costa Rica muestra un persistente rezago en las zonas rurales, así como una grave desigualdad de género, según el Atlas de Desarrollo Humano Cantonal 2020 presentado este miércoles por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El PNUD y la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica presentaron el informe que busca promover la evidencia sobre las tendencias, asimetrías y oportunidades sobre desarrollo humano con que cuenta el país.

Para las autoridades, pese a que existe una mejora en las condiciones de desarrollo humano en Costa Rica en el periodo 2010-2018, se mantiene un grave freno debido a una desigualdad persistente y una discriminación que se aplica con prejuicios y exclusiones.

"El Atlas nos dice que persisten desigualdades en las regiones rurales como la Huetar Norte (zona norte), Caribe y Brunca (zona sur) donde existen importantes rezagos y también se muestra una desigualdad de género que sigue siendo un reto pendiente, la brecha incluso en algunas regiones ha llegado a sufrir importantes retrocesos", explicó el representante del PNUD en Costa Rica, José Vicente Troya.

Los cantones con un mejor Índice de Desarrollo Humano son Santa Ana (0.924), seguido por Escazú (0.924), Montes de Oca (0.917), Belén (0.905) y Curridabat (0.900), todos ubicados en el área metropolitana.

Mientras que los cantones con el índice más bajo son La Cruz (0.725), ubicado en el Pacífico norte y fronterizo con Nicaragua; Buenos Aires (0.720), en el Pacífico sur; Los Chiles (0.713), en la zona norte; Talamanca (0.706) y Matina (0.671), estos dos últimos en el Caribe.

La escala utilizada para el estudio indica que por encima de 0,700 se considera un alto desarrollo humano; entre 0,550 y 0,699 es desarrollo medio y por debajo 0,550 se considera bajo.

El índice toma en cuenta parámetros como esperanza de vida, escolaridad y bienestar material.

"Este Atlas nos dice que la desigualdad nos está pasando una factura importante y además provee al país de una serie de herramientas para la toma de decisiones informadas en estos tiempos", dijo en conferencia de prensa la especialista en Estadística y responsable del estudio, Paola Omodeo.

El estudio también destaca la necesidad de orientar acciones de política pública hacia cambios, a menudo estructurales, para mejorar el desempeño de las instituciones del Estado costarricense como avanzar en aumentar los esfuerzos para reducir el abandono de estudiantes del sistema educativo, mejorar la accesibilidad, calidad y pertinencia de la educación, principalmente en la secundaria.

Además, las realidades cantonales requieren ser tratadas de manera diferenciada por medio de la inversión pública y con estrategias de desarrollo que respondan a las necesidades y oportunidades observadas en cada cantón.

Otro de los retos es visibilizar y enfrentar las privaciones y desafíos de poblaciones y personas en situación de exclusión y con menos oportunidades de cada cantón como las mujeres, los jóvenes, los pueblos indígenas, la población negra, las personas con discapacidad, así como priorizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. EFE

mjb/dmm/cav

(c) Agencia EFE