El "Hub humanitario" de Panamá se activa ante el avance de Eta en Centroamérica

Agencia EFE
·2  min de lectura

Panamá, 3 nov (EFE).- El Centro Logístico Regional de Asistencia Humanitaria (CLRAH), situado en Panamá y uno de los cinco que hay en el mundo, se ha activado para asistir a los países de América Central que se vean afectados por el huracán de categoría 4 Eta, que este martes azotaba Nicaragua y se espera que avance hacia Honduras.

Centroamérica, con cerca de 50 millones de habitantes, la mayoría pobre, es una de las regiones más vulnerables del planeta a los desastres climáticos.

"La Federación Internacional de la Cruz Roja y Media Luna Roja (FICR) se encuentra en comunicación con las cruces rojas centroamericanas y están a la espera de las necesidades que demanden aquellas que pudieran verse impactadas por este fenómeno atmosférico", informó el Gobierno panameño.

Asimismo, "el Depósito de Respuesta Humanitaria de las Naciones Unidas (UNHRD) se encuentra en continua comunicación con sus socios para estar preparados y enfrentar posibles afectaciones de este huracán en la región centroamericana", precisó un comunicado del Ministerio de Gobierno de Panamá.

Panamá inauguró en noviembre de 2018 el CLRAH, también conocido como el "hub humanitario de las Américas", con una capacidad de almacenamiento de 12.000 metros cuadrados.

CENTROAMÉRICA EN ALERTA POR UN HURACÁN "EXTRAMADAMENTE PELIGROSO"

Eta con sus "vientos catastróficos" de 220 kilómetros por hora y un desplazamiento pausado, se encuentra en Nicaragua y se espera que avance sobre ese país y parte de Honduras, según los datos del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Las autoridades nicaragüenses han asegurado que 30.000 ciudadanos que habitan las zonas amenazadas por el huracán se encuentran refugiados en iglesias, escuelas y casas seguras.

También han reportado daños materiales en el Caribe norte, como caída de tendido de energía eléctrica, de árboles y desprendimiento de techos de zinc, así como inundaciones en calles y crecida de ríos en comunidades de la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN), una zona muy pobre y con poca población -en su mayoría indígenas miskitos y mayagnas-, sin registro de víctimas.

En Honduras, las autoridades informaron de que Eta dejará lluvias torrenciales y mantienen en máxima alerta (de emergencia y evacuación) en 7 de los 18 departamentos del país.

Los efectos colaterales del huracán han puesto en alerta también a El Salvador, donde al menos 200 personas fueron evacuadas de zonas vulnerables según los datos oficiales.

En Costa Rica, la lluvias asociadas al fenómeno ha dejado a 26 personas en albergues temporales, río crecidos en zona norte del país, así como deslizamientos de tierra.

En Panamá, el Servicio Nacional de Protección Civil (Sinaproc) "está en alerta verde y monitoreando las ráfagas de vientos. Además, se mantiene informado en caso de emitirse alguna solicitud de ayuda internacional por parte de los países afectados", dijo un comunicado oficial.

(c) Agencia EFE