Costa Rica inicia la desescalada de camas para la covid-19 y afina vacunación

Agencia EFE
·3  min de lectura

San José, 19 feb (EFE).- Las autoridades de Salud de Costa Rica anunciaron este viernes el inicio de un plan de desescalada de la cantidad de camas destinadas para la atención de la covid-19 y afinan los detalles para intensificar la vacunación.

Tras la reducción significativa de casos nuevos, hospitalizaciones y muertes de las últimas semanas y con el proceso de vacunación en marcha, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) informó que la desescalada será gradual, heterogénea e individualizada, según el comportamiento epidemiológico de las regiones y la ocupación en los hospitales.

“Esperamos recuperar servicios de atención presencial no covid, que en su momento se debieron continuar brindando de manera virtual y en otros casos como las cirugías programadas que se tuvieron que suspender manteniendo solamente los procedimientos de emergencias”, dijo en una conferencia de prensa el gerente médico de la CCSS, Mario Ruiz.

Sin embargo, si ocurriera una nueva oleada de covid-19, la institución reactivará las camas para atender la pandemia.

Ruiz comentó que la pandemia planteó retos en la respuesta de la CCSS que exigió una adaptación y replanteamiento para atender una situación tan compleja.

“Podemos decir que ningún paciente covid que ha llegado por atención en la CCSS ha dejado de recibirla por falta de capacidad del sistema”, afirmó Ruiz.

El gerente enfatizó en que la CCSS ha sido exitosa en la estrategia de expansión de camas hospitalarias leves, moderadas, severas y críticas, así como en la reorganización del proceso de atención desde el primer nivel de abordaje hasta el más complejo.

Al inicio de la pandemia de la covid-19 los hospitales públicos de Costa Rica solo tenían 21 camas de cuidados intensivos, número que se logró ampliar hasta 356, según los datos oficiales.

Solo a inicios de diciembre estuvo al borde de saturarse la capacidad de las camas de cuidados intensivos destinadas a los pacientes en condición muy grave.

Por su parte, la Comisión Nacional de Emergencias anunció que el 3 de marzo recibirá los 14 congeladores de ultra baja temperatura que compró para almacenar las vacunas contra la covid-19.

Estos congeladores se instalarán en diversos puntos del país para agilizar el proceso de vacunación.

Por el momento, Costa Rica solo está recibiendo vacunas de la empresa Pfizer, pero para mayo se espera que comiencen las entregas de la farmacéutica AstraZeneca.

Hasta el momento, este país de 5 millones de habitantes, ya recibió cerca de 183.885 dosis y alrededor de 43.000 personas han sido vacunadas con las dos dosis necesarias para completar la inmunización.

El pasado 19 de enero Pfizer suspendió las entregas a Costa Rica por ajustes de producción y logísticos, pero el 16 de febrero reanudó los envíos semanales con un lote de 79.560 dosis.

A partir de esta semana las autoridades intensificarán la vacunación con los nuevos lotes que está entregando Pfizer.

Desde inicios de enero Costa Rica experimenta una reducción significativa de casos nuevos, hospitalizaciones y muertes.

En diciembre los casos nuevos promediaban los 1.200, pero en la actualidad no llegan a 500.

Este viernes las autoridades contabilizaron 437 casos nuevos para un total acumulado en la pandemia de 201.678.

Las camas de cuidados intensivos para covid-19 tienen una ocupación del 61 % y las de salón para pacientes leves y moderados es del 23%.

Este viernes se registraron 7 fallecidos por el virus, con lo que el total asciende a 2.763.

(c) Agencia EFE