Costa Rica recolecta plasma de recuperados para crear un suero anti COVID-19

Agencia EFE

San José, 8 may. (EFE).- Las autoridades de Costa Rica comenzaron este viernes la recolección de plasma donado por personas recuperadas, el cual será usado para crear un suero terapéutico que se aplicará en el tratamiento a pacientes graves con el COVID-19.

"Este viernes se inició en el Banco Nacional de Sangre la recolección de plasma convaleciente. Se toma la sangre, se separa el plasma que contiene anticuerpos esenciales para eliminar el virus, para luego introducirlo en un paciente que está sufriendo la enfermedad", manifestó en vídeoconferencia de prensa el presidente de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Román Macaya.

El plasma será procesado por el Instituto Clodomiro Picado de la estatal Universidad de Costa Rica para crear un suero que se aplicará a pacientes en condición grave o crítica.

El instituto se especializa en la producción de antivenenos de serpientes que exporta a diversos países del mundo, y aplicará una técnica similar para la elaboración del suero contra el COVID-19.

El presidente de la CCSS aseguró que ya están aprobados todos los protocolos para la recolección de la sangre y la elaboración del suero, por lo que se espera que en las próximas semanas ya estén disponibles los primeros lotes.

Macaya hizo un llamado a las personas recuperadas del virus para que donen sangre de manera solidaria y que así ayuden a las personas en condición grave.

El presidente de la CCSS destacó que Costa Rica está buscando opciones locales para el tratamiento de la enfermedad, las cuales incluyen el suero a base de plasma humano, y otra investigación que el mismo Instituto Clodomiro Picado está llevando a cabo en caballos.

Esa investigación consiste en inyectar en caballos proteínas del COVID-19 para que los animales generen una reacción inmunológica.

Este proceso tardará al menos un par de meses y luego los científicos procederán a purificar los anticuerpos generados por los caballos para determinar si son útiles.

Costa Rica ha mantenido bajo control el coronavirus SARS-CoV-2 tras poco más de dos meses de haber diagnosticado el primer caso.

El ministro de Salud, Daniel Salas, comentó este viernes que en las últimas 24 horas se detectaron 8 casos nuevos para un total de 773, de los cuales 461 ya están recuperados y 6 han muerto.

En la actualidad hay 21 personas hospitalizadas, de las que 6 se ubican en unidades de cuidados intensivos.

Salas anunció que a partir de hoy será requisito de ingreso al país para los transportistas el resultado negativo en la prueba de COVID-19.

Costa Rica mantiene cerradas sus frontera al ingreso de extranjeros, con excepción de los residentes y de los transportistas que mueven carga a lo largo de la región centroamericana.

En las últimas 24 horas las autoridades detectaron dos casos positivos en transportistas, por lo que han decidido imponer la obligatoriedad de la prueba negativa para ingresar al país.

La muestra será tomada en los puestos fronterizos terrestres de Costa Rica y los transportistas deberán esperar el resultado, el cual puede tardar entre 24 y 48 horas.

El ministro también advirtió que las autoridades cerrarán las empresas que sean descubiertas movilizando trabajadores migrantes irregulares.

El ministro Salas también anunció que el próximo lunes el Gobierno flexibilizará algunas medidas restrictivas con el fin de ir reabriendo paulatinamente las actividades económicas.

(c) Agencia EFE