Costa Rica y ACNUR firman un acuerdo para dar seguro social a 10.000 refugiados

Agencia EFE
·3  min de lectura

San José, 11 feb (EFE).- El Gobierno de Costa Rica y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) firmaron este jueves un acuerdo para la inclusión al seguro social de 10.000 refugiados o solicitantes de refugio.

El acuerdo fue anunciado tras una reunión entre el presidente costarricense, Carlos Alvarado, y el jefe del ACNUR, Filippo Grandi, quien se encuentra de visita oficial en el país centroamericano, donde se reunió con diversas autoridades y visitó una oficina del organismo en la zona fronteriza con Nicaragua.

El convenio permitirá que 10.000 personas cuenten con seguro médico de la Caja Costarricense del Seguro Social a lo largo del 2021, lo que supone 2,3 millones de dólares que serán aportados por el ACNUR.

"Sabemos que esto marcará una gran diferencia en la calidad de vida de las familias que han huido de sus países en busca de refugio para salvaguardar sus vidas y las de su familia en especial en momentos donde la pandemia ha mostrado las grandes brechas de desigualdad en todo el mundo", declaró el presidente Alvarado.

El proyecto beneficiará a personas con condiciones médicas previas o en extrema vulnerabilidad económica y la lista de personas será suministrada por el ACNUR a las autoridades costarricenses.

"Costa Rica alberga a más de 85.000 solicitantes de asilo nicaragüenses que huyeron de la violencia y la persecución. Protegerlos en tiempos de COVID-19 incluyéndolos en las respuestas nacionales, como lo está haciendo este país, debe ser el camino por seguir para todos", afirmó, por su parte, Filippo Grandi.

El alto comisionado dijo en una entrevista con Efe que "Costa Rica es un país muy aliado al ACNUR desde hace muchos años y muy comprometido con los derechos humanos".

"Costa Rica juega un papel muy importante en nuestro trabajo y acá hay una situación migratoria que se complica con los nicaragüenses en particular, y quería visibilizar esta situación", expresó Grandi.

En la reunión que sostuvo Grandi con Alvarado, se abordó la situación por la que atraviesa Costa Rica por causa de la pandemia de la covid-19 y la afectación que ha tenido en la atención de los movimientos mixtos que llegan a Costa Rica de migrantes y personas en búsqueda de protección internacional.

Según los datos de ACNUR, Costa Rica alberga en la actualidad a unos 85.000 nicaragüenses solicitantes de refugio, número que se disparó desde abril de 2018 cuando en Nicaragua estalló una crisis sociopolítica por las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega, que respondió con una violenta represión.

Durante su visita a Costa Rica, Grandi también se reunió con refugiados y solicitantes de refugio, con los alcaldes de las localidades de Upala, La Cruz, Los Chiles, Guatuso y San Carlos, fronterizas con Nicaragua, para discutir los desafíos y oportunidades de trabajo en conjunto en la respuesta a las personas desplazadas de forma forzada.

"La solidaridad de Costa Rica con los que se vieron obligados a huir ha sido notable. Quisiera insistir en la necesidad de más apoyo internacional para que pueda seguir protegiendo a los solicitantes de asilo", concluyó Grandi. EFE

dmm/cav

(c) Agencia EFE