Costa de Marfil vota las presidenciales en tensión y con baja afluencia

Agencia EFE
·3  min de lectura

Abiyán, 31 oct (EFE).- Los electores de Costa de Marfil están votando con baja afluencia este sábado, en medio de un clima de tensión precedido por jornadas de violencia, en las elecciones presidenciales que definirán si el actual jefe de Estado, Alassane Ouattara, se adjudica un controvertido tercer mandato.

Los colegios electorales abrieron a las 8 horas (igual hora GMT) y, a mitad de la jornada, si bien la votación transcurría mayoritariamente sin violencia, se registraron problemas en varias regiones, como retrasos e impedimentos para depositar el voto debido a la llamada al "boicot" por parte de la oposición.

El presidente de la Comisión Electoral Independiente (CEI), Coulibaly Kuibiert Ibrahime, había enviado este viernes un mensaje a todos los marfileños pidiendo que fueran a ejercer su voto, con "disciplina" y sin "violencia" porque el "mundo entero" estaría observando.

Pese a ello, zonas como la capital del país, Yamusukro, la región de Moronou (sur), o las localidades de Abengourou (este), Bonoua (sureste) y Dabou (sur, muy cerca de la capital económica del país, Abiyán) experimentaron desde la mañana dificultades tales como la destrucción de material electoral.

También se denunciaron incidentes como la presencia de militantes opositores agrupados en torno a colegios electorales para impedir su apertura al grito de "aquí no se vota".

A consecuencia de la tensión reinante, la afluencia es baja, según pudo observar Efe hasta el momento.

"El miedo ha ganado a los marfileños, la mayor parte se han quedado en casa", señaló Kouadio Blaise, un votante de la localidad de Dabou que hoy prefirió no acudir a las urnas.

Las elecciones tienen lugar en un contexto muy tenso debido a los enfrentamientos que se han venido registrando desde la oficialización en agosto pasado de la candidatura de Ouattara, después de la repentina muerte en julio de su sucesor, el primer ministro Amadou Gon Coulibaly.

De las 44 candidatos presentados, sólo fueron admitidos Ouattara, de la Agrupación de los Hufuetistas para la Democracia y la Paz (RHDP); Henri Konan Bedié, expresidente (1993-1999) y dirigente del Partido Democrático de Costa de Marfil (PDCI); Pascal Affi N'Guessan, líder del Frente Popular de Costa de Marfil (FPI); y el exdiputado e independiente Bertin Kouadio Konan.

Por el contrario, la institución invalidó las candidaturas del ex jefe de Estado Laurent Gbagbo (2000-2010), del expresidente de la Asamblea Nacional Guillaume Soro, así como las de otras figuras de opositoras, entre ellas ministros de Ouattara que habían renunciado.

La oposición considera inválida la candidatura de Ouattara, - tachada de "inconstitucional" y de "golpe de Estado"- y en septiembre lanzó un llamamiento a la "desobediencia civil" para impedir el proceso electoral.

Los fuertes disturbios registrados hasta la fecha costaron la vida a 70 personas, de acuerdo con la oposición.

Según el artículo 55 de la Constitución, "el presidente de la República es elegido por cinco años por sufragio universal directo" y "sólo puede ser reelegido una vez".

Ouattara, de 78 años, fue reelegido en 2015 pero, tras una reforma constitucional en 2016, sus partidarios consideran que su primer mandato (2010-2015) debería ser desestimado, de modo que aún tendría derecho a otro más.

En total 7,5 millones de personas están llamadas hoy a votar en Costa de Marfil, que es el mayor productor de cacao del mundo.

(c) Agencia EFE