La Costa Este es azotada por fuertes lluvias que están convirtiendo calles en verdaderos ríos

Algunos residentes tuvieron que abandonar sus casas cuando el agua comenzó a subir en un barrio de Pennsylvania mientras parte de Philadelphia sufrió los estragos de las inundaciones. Los más viejos aseguran que nunca habían visto un fenómeno similar.