De Cos dice que consejo del BCE debería ampliar la política acomodaticia

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El logo del Banco Central Europeo en Fráncfort, Alemania
FOTO DE ARCHIVO: El logo del Banco Central Europeo en Fráncfort, Alemania

MADRID/LISBOA, 16 nov (Reuters) - El consejo de gobierno del Banco Central Europeo debería aumentar aún más la acomodación monetaria para evitar potenciales problemas de fragmentación del mercado por el empeoramiento de las perspectivas tanto de la actividad económica como de la inflación, dijo el lunes Pablo Hernández de Cos, uno de los miembros de este órgano del BCE.

"Ante un empeoramiento de las perspectivas de actividad e inflación, el Consejo de Gobierno del BCE deberá aumentar el grado de acomodación monetaria y evitar problemas de fragmentación en la transmisión de la política monetaria a través principalmente de los instrumentos que se han demostrado más eficaces durante esta crisis", dijo durante un evento financiero.

Con la zona euro probablemente de regreso a la recesión este trimestre, el BCE ya ha dicho que proporcionará más estímulos en diciembre, muy probablemente a través de su programa de compra de bonos de emergencia para pandemia y a través de préstamos más favorables al sector bancario.

La jefa del BCE, Christine Lagarde, dijo la semana pasada que esto se basaría principalmente en nuevas compras de bonos de emergencia y ayudas a los bancos a través de préstamos a tipos de interés negativos.

Por su parte, el también miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Mario Centeno, pidió el lunes a los gobiernos europeos que presten más ayuda a una economía vapuleada por la pandemia de coronavirus, dando prioridad a los proyectos de inversión ya en curso que beneficien tanto a empresas como trabajadores.

"Los niveles de deuda hacen que un apoyo masivo resulte prohibitivo. Necesitamos ser más exigentes que antes y las medidas de apoyo tienen que ser enfocadas ... y temporales", dijo Centeno en una conferencia en Lisboa.

Los responsables de política monetaria del BCE se han mostrado cautelosos a pesar de la perspectiva de una vacuna eficaz contra la COVID-19, advirtiendo en los últimos días que, aunque esta sea un motivo de alivio, la zona euro todavía va a sufrir nuevas restricciones en la actividad económica para combatir la segunda ola de contagios.

(Información de Sergio Gonçalves y Andrei Khalip en Lisboa, y Jesús Aguado y Emma Pinedo en Madrid; editado en español por Jose Elías Rodríguez)