Corto circuito de luces o colillas, probable causa de incendio en QR

·2  min de lectura

CANCÚN, QR., enero 7 (EL UNIVERSAL).- Un probable corto circuito de luces navideñas o la colilla de un cigarro arrojada al piso durante una fiesta, fueron las posibles causas del incendio registrado anoche en la zona turística de Tulum, indicó el director municipal de Protección Civil, Gilberto Gómez Mora.

El siniestro consumió totalmente 36 comercios ubicados en la plaza comercial Jungle Market, otra pequeña plaza con 16 locales, llamada Luum Balam y 10 cuartos; un go-mart y un restaurante bar llamado "La enamorada", con pérdidas materiales millonarias, pero sin ninguna baja humana.

"¡Fue tremendo! Las pérdidas son millonarias. Sofocarlo y evitar que se propagara más fue un trabajo titánico. No tuvimos pérdidas humanas, pero sí crisis nerviosas, de mujeres, dueñas de establecimientos, que veían cómo se consumía todo su patrimonio", dijo en entrevista el director de Protección Civil de Tulum, Gilberto Gómez Mora.

El funcionario relató que todo comenzó como un connato poco antes de las 22 horas que, posteriormente, se salió de control.

Presumiblemente -dijo- el siniestro tuvo origen en el probable corto circuito de luces navideñas, colocadas detrás de uno de los locales de la plaza Jungle Market; también se sospecha de una fiesta en la que participaron entre 10 y 12 personas, en donde hubo velas y gente fumando, en un espacio de 12 metros cuadrados.

"Estamos haciendo el análisis. Detectamos foquitos de navidad; alguno de ellos pudo haber hecho corto circuito y encender una chispa que se propagó por los locales, todos elaborados con base en materiales de la región.

"Pero también pudo haber sido que se desarrolló una pequeña fiesta. La empleada que hace la limpieza nos dijo ‘aquí hubo una fiesta’, porque había velas y cigarros; había extintores descargados. Alguna colilla encendida pudo ser el origen", expresó.

Personal de la Fiscalía General de Quintana Roo se encuentra en el lugar, recabando evidencias, indicios y datos de prueba como parte de las investigaciones para deslindar responsabilidades.

La conflagración fue notificada a las 22:06 horas de ayer, lo que movilizó a elementos del Cuerpo de Bomberos, a la Coordinación de Protección Civil del municipio, a la Policía Quintana Roo y a la Guardia Nacional, rumbo al kilómetro 7 de la carretera Tulum- Boca Paila.

Al arribar al sitio, las autoridades procedieron a salvaguardar a trabajadores y visitantes, evacuando a un promedio de mil personas, quienes fueron trasladadas a zona seguras, con mucha dificultad, ya que la carretera es sumamente angosta -apenas con dos carriles reducidos, hay muchos vehículos y los establecimientos se encuentran a los costados, informó Gómez Mora.

"Llegamos lo cuerpos de emergencia abriendo el tránsito. Fue muy complicado por la cantidad de gente y vehículos que hay ahí", señaló.

El incendio fue sofocado entre la 1 y 3 de la madrugada; las labores de enfriamiento requirieron aproximadamente de 110 mil litros de agua y se solicitaron pipas del Sindicato de la Untrac.