Los cortesanos quieren que el príncipe Enrique renuncie a su título

·2  min de lectura

Londres, 16 may (EFE).- El personal y los ayudantes de la monarquía británica quieren que los duques de Sussex, Enrique y Meghan, renuncien a su título nobiliario, tras las nuevas críticas del príncipe contra la familia real, informa este domingo el "Daily Mail".

El príncipe Enrique, nieto de la reina Isabel II, volvió a criticar a la familia real, en particular las habilidades como padre del príncipe Carlos, en una conversación que mantuvo con el actor Dax Shepard, presentador del podcast "Armchair Expert".

Algunos cortesanos admitieron al citado periódico que hay un sentimiento de "desconcierto y traición" en la familia real, especialmente porque Enrique cuestionó las habilidades como padre del heredero de la corona e, implícitamente, a la reina y su marido, el fallecido duque de Edimburgo, agrega el tabloide.

El duque de Sussex, que vive en EE.UU, dijo en el podcast que no quería que sus hijos -Archie y la niña que nacerá pronto- puedan sufrir como sufrió él al ser criado por su padre y que quería acabar con el "dolor y sufrimiento genético" en la familia real.

"Si yo he experimentado alguna forma de dolor o sufrimiento por el dolor o sufrimiento que tal vez mi padre o mis padres sufrieron, (entonces) me voy a asegurar que yo rompo con ese ciclo y no lo transmito (a los hijos)", dijo Enrique, cuyo comentario fue interpretado como una crítica también a la reina y su marido.

Un cortesano reveló al "Daily Mail" que "la gente está horrorizada que él (Enrique) pudiera hacer esto a la reina cuando el duque de Edimburgo apenas está en su tumba".

"El duque de Sussex ha pasado ahora una gran cantidad de tiempo poniendo énfasis en que no es diferente a otros y en atacar a la institución que dice le ha causado tanto dolor. Hay un creciente sentimiento de que si no te gusta la institución, no deberías tener títulos", indicó la fuente.

"Ellos deberían ser simplemente Enrique y Meghan. Si se niegan a hacerlo, tienen que explicar por qué", agregó.

El tabloide puntualiza que no hay planes formales para retirarle a los duques el título nobiliario, pero la presión al respecto demuestra el profundo sentimiento de traición en la familia.

El pasado marzo, los duques de Sussex concedieron una entrevista a la presentadora estadounidense Oprah Winfrey, en la que acusaron de racismo a la familia real.

Esa entrevista fue divulgada semanas antes de la muerte, el pasado 9 de abril- del duque de Edimburgo.

(c) Agencia EFE